Cine de luces contra el coronavirus

Hoy, «Currito de la Cruz», de Alejandro Pérez Lugín.

La historia de un niño torero criado en un hospicio sevillano y se lanca como espontáneo en el ruedo de la Maestranza.

Joya del cine mudo español declarada de interes nacional, con Jesús Tordesillas, Manolo González y Elisa Ruiz, y las apariciones especiales de la reina Victoria Eugenia, la duquesa de Alba, el embajador de EEUU y el torero José García, El Algabeño.

Con argumento y guión de Alejandro Pérez Lugín a partir de su novela homónima, esta primera versión de Currito de la Cruz, dedicada a la Giralda, fue estrenada en el sevillano Teatro San Fernando el 25 de enero de 1926. narra la historia del torero criado en el hospicio de Nuestra Señora de los Desamparados. Tras lanzarse como espontáneo en el ruedo de la Maestranza, Currito consigue labrarse un futuro como matador de toros. Enamorado de la bella Rocío, hija de su descubridor, sufre el desdén de aquélla, quien se siente más atraída por la galanura del torero Romerita. Es así como Rocío y su amor marchan a México. La pareja tiene un hijo, pero Romerita abandona a su familia y Rocío vuelve a España, desesperada. Currito, aún enamorado de ella, torea con éxito y llega a enfrentarse en el ruedo con Romerita, quien perece víctima de una cogida. Al final, Currito y Rocío se casan, olvidando un pasado tan tumultuoso. Declarada de interes nacional por la Filmoteca de la Junta de Andalucia.

Versión completa, AQUí #QuédateEnCasa