Colombia el Congreso aprueba proyecto de ley antitaurina

Cámara aprueba proyecto que elimina las corridas de toros

El Espectador, 21 Mar 2018

Quedan dos debates, uno en la Comisión Séptima del Senado y otro más en la plenaria para que se acabe dicha práctica en todo el país. Su incumplimiento acarreará las penas contempladas en la ley 1774 de 2016, que castiga el maltrato animal.

Con 70 votos a favor y 18 en contra, la Cámara de Representantes aprobó en el segundo de cuatro debates el proyecto de ley que elimina las corridas de toros y otras prácticas taurinas como el rejoneo, las becerradas, las novilladas y las tientas. Aunque la iniciativa, de autoría del Ministerio del Interior y del senador liberal Guillermo García Realpe, no contempla penas para su eventual incumplimiento (en caso de aprobarse el proyecto), las faltas que incurran quien pretendan insistir en este tipo de prácticas se castigarán según lo establece la ley 1774 de 2016 con la que se castiga el maltrato animal.

“La sociedad colombiana, nuestra comunidad es mucho más sensible frente a los animales, frente al maltrato, frente al medio ambiente y el país ya está dirigiéndose hacia esa onda de proteger a los animales que son seres sintientes”, dijo el congresista Realpe. Según su opinión, ni el Senado de la República ni la Corte Constitucional se convertirán en ningún tipo de traba a la hora de sacar adelante el proyecto. “El Congreso está dando cumplimiento a lo que nos ordenó la Corte Constitucional que era legislar sobre el tema”, agregó el legislador liberal.

Además de eliminar esta práctica taurina de manera taxativa en todo el país, el proyecto contempla dentro de su articulado que las entidades territoriales tendrán un plazo de seis meses, a partir de la expedición de la ley, para presentar un plan de atención y una propuesta con nuevas actividades económicas y culturales, para que las personas que se dedican a la actividad taurina cuenten con programas de sustitución e integración laboral.

Es de recordar que recientemente, en un fallo de la Corte Constitucional de febrero de este año, dicho tribunal decidió anular la consulta antitaurina que se estaba promoviendo en Bogotá, argumentando que el futuro de estas prácticas no debía quedar en manos de autoridades locales ni regionales, sino que, por el contrario, dijo el que debía decidir al respecto tenía que ser el Congreso de la República. Lo anterior, en una especie de decisión en contra de sí misma, dado que un año antes había avalado esa misma consulta.

El proyecto aprobado en Cámara dio su primera discusión el 30 de mayo de 2017 en donde el entonces viceministro del Interior, Luis Ernesto Gómez, uno de los principales abanderados en esta causa, manifestó que “este no es un debate de taurinos contra antitaurinos, debemos reconocer es que en Colombia se ha comenzado a ver a los animales como seres sintientes. Por eso, encontraremos en todo el país muchas personas que asistieron a corridas de toros pero que ahora no lo hacemos porque comprendemos que es un espectáculo que tortura animales”.