Herramientas de usuario

Herramientas del sitio


desperdicios

”Desperdicios”. Manuel Domínguez Campos

Gelves (Sevilla), 27 de febrero de 1816

Debut: Como matador de novillos que no alternativa en Zafra en 1836 de manos de Juan León.

En América: Manuel Domínguez actuó varias temporadas en América, pues se fue allá al parecer peleado con Juan León con quien había empezado, para regresar y triunfar en España a partir de 1850, puesto que desde esa temporada mata con asiduidad todas las temporadas corridas en la Maestranza.

Alternativa: La toma en la tradicional corrida de la Beneficencia en Madrid, el 10 de octubre de 1853 de manos de El Salamanquino, alternando con Cayetano Sanz y El Lavi. El toros de la cesión se llamaba “Balleno” de Vicente Martínez.

Tarde notable: El 25 de septiembre de ¿1853?, en la Maestranza, mató seis toros de seis estocadas. Mató muchas tardes cuatro, cinco y seis toros en la Maestranza pero ésa tan certero con la espada no aparece en 1853.

Apertura en Sevilla: El 8 de abril de 1854 abre temporada en Sevilla mano amano con El Tato, la expectación fue tal que las dos fondas de la ciudad dieron comidas tarde y noche. El 29 de abril de ese año cierra la Feria mano a mano con El Tato también, con ocho Miuras, aunque el último lo mató El Corneta, media espada.

Cogida épica: El 1 de junio de 1857, en el Puerto de Santa María, el toro “Barrabás” le corneó haciéndole perder el ojo derecho. Alternaba esa tarde con El Tato. Después de ello siguió toreando.

Un suceso histórico: Estando un día de juerga en Sevilla con su amigo el matador José Trigo, fueron provocados por una pandillas de “guapos”, que dieron una estocada a Trigo, de la que murió el 14 o 23 de agosto, según fuentes, de 1854. Aunque otras fuentes afirman que fue de cólera cuando se recuperaba de la agresión.

Retirada: no hay fecha clara, pero la última corrida que mató en Sevilla fue el 8 de mayo de 1870, la de Miura, junto a Lagartijo.

Falleció: en Sevilla el 6 de abril de 1886.

Otros datos: El apodo de “Desperdicios” le sobrevino al torero cuando el diestro Pedro Romero se fijó en el en la Escuela de Tauromaquia de Sevilla y comentó: “ese muchacho no tiene desperdicio”. Otra leyenda menos creible dicen que se arrancó el ojo que el toro le destrozó en El Puerto y dijo “desperdicios” arrojándolo a la arena. En todo caso nunca se anunció como “Desperdicios”, sino como Manuel Domínguez y más frecuentemente como Domínguez. Era tío abuelo de Manuel Alvarez “Andaluz”. Se le atribuye la invención del farol.

desperdicios.txt · Última modificación: 2015/04/29 15:54 por paco

Herramientas de la página