Herramientas de usuario

Herramientas del sitio


emilio_munoz

Tabla de Contenidos

Emilio Muñoz

Sevilla, 23 de mayo de 1962

Debut en público: en 1972, en un festejo que tuvo lugar en la placita de La Teja, dentro del término de Sanlúcar la Mayor (Sevilla). Lidió un añojo de Manuel Cañaveral. Anteriormente se lanzó como espontáneo en la plaza de Nerva (Huelva), de la que su padre era empresario.

Presentación en Sevilla: 15 de agosto de 1977, en el festejo de la Virgen de Los Reyes. Novillos de Osborne, junto a Antonio Alfonso Martín y Jairo Antonio.

Alternativa: Valencia, 11 de marzo de 1979. Padrino: Paquirri. Testigo: Dámaso González, con el toro “Gallarín” de Carlos Núñez.

Gran triunfo en Pamplona: El 10 de julio de 1979, en la temporada de su alternativa logra un gran triunfo en Pamplona, cortando cuatro orejas y un rabo a toros de Martínez Elizondo, alternando con Palomo Linares, una oreja, y Manzanares, dos orejas.

Confirmación: 18 ó 19 de mayo de 1980. Padrino: Ángel Teruel. Testigo: José María Dols Manzanares.

Debut en México: 18 octubre 1981 Emilio Muñoz y Juan Antonio Ruiz “Espartaco” se presentan en ruedos mexicanos toreando en el coso de Guadalajara toros de San Mateo. Sus alternantes fueron Manolo Arruza y Jorge Gutiérrez.

Hecho notable: El 30 de junio de 1990 logra el indulto de uno de los toros más famosos de Cebada Gago, “Comedia”, tras una gran faena en la plaza de Algeciras, cortando las dos orejas y rabo simbólicos.

Temporada 1993: El 15 de octubre triunfa con el famoso toro Aventador, de la ganadería de Cuadri, número 32, negro zaino, en la plaza de toros de Zaragoza (Vr. Lamborghini).

Temporada 1994: El 21 de abril corta tres orejas a los Torrestrella y sale en triunfo, alternando con Espartajo, una oreja y Finito. Video: http://bit.ly/1VJxtND

Temporada 1999: la tarde del 20 de abril realiza una de sus grandes faenas históricas en la Real Maestranza de Sevilla, toreando junto a José Tomás y a Rivera Ordóñez, con el toro Jarabito, de Zalduendo.

Apoderado: lo ha sido Eduardo Canorea Pagés (actual empresario de la Real Maestranza). Anteriormente lo apoderó Roberto Espinosa.

Otros datos. Nombre completo: Emilio Muñoz Vázquez. Hijo del que fue novillero y actual empresario taurino Leonardo Muñoz El Nazareno. Fue comentarista taurino durante la temporada 2001 en el programa El Toreo de la televisión andaluza (RTVA). Posteriormente, durante bastantes temporadas comentó las corrida en Canal Plus.

<object width="384" height="241"><param name="movie" value="http://www.youtube.com/v/iKLtvn7jIWY&hl=es&fs=1&"></param><param name="allowFullScreen" value="true"></param><param name="allowscriptaccess" value="always"></param><embed src="http://www.youtube.com/v/iKLtvn7jIWY&hl=es&fs=1&" type="application/x-shockwave-flash" allowscriptaccess="always" allowfullscreen="true" width="384" height="241"></embed></object> </center>

Diario de Sevilla

Por Luis Carlos Peris. Siempre con Juan en la cabeza

ESTAMOS ante un torero que representa lo que Triana es en el toreo. Lo que significa con toda su grandeza y también con su carga trágica, que era lo que podía resumirse en la personalidad del torero trianero por excelencia, Juan Belmonte. Y es que si alguien se ha acercado al toreo de Juan es Emilio Muñoz Vázquez, natural de Sevilla y nacido en la muy trianera calle Pureza, casi enfrente de donde vive la Reina de Triana, el 23 de mayo de 1962.

Emilio fue un niño prodigio que rompió en un torero prodigioso que tuvo su época más granada cuando, tras tres años sabáticos, volvió en el 90 con toda la cuerda dada. Toda la cuerda y un poso que hacía que su barroquismo congénito pareciese más natural, menos envarado. Y fue en esa su segunda época cuando consiguió el sueño de todos los que se visten de luces, salir de la plaza de toros de Sevilla por el Paseo de Colón, lo que en este caso se agrandó con el hecho de que lo llevasen en hombros a su Triana del alma.

Treintaicuatro veces hizo el paseo Emilio en la Feria y una sola vez en el señalaíto Domingo de Resurrección, en el año 1996, alternando con Curro Romero y Francisco Rivera Ordóñez, el hijo de su admirado Paquirri. Pero hay que irse atrás para recordar que debutó como novillero de blanco y oro en su plaza el día de la Virgen de los Reyes de 1977 con reses de Osborne y en compañía del macareno Antonio Alfonso Martín y del colombiano Jairo Antonio.

Pero resulta que veinte días después de su debut, esa oreja que corta este niño de Triana se multiplica por tres. Es el 4 de septiembre y con una novillada de Antonio Méndez, Emilio, de verde y oro, se entretiene en cortarle tres orejas a su lote. Reglamentariamente tiene derecho a salir por la Puerta del Príncipe, pero en un exceso de autoritarismo, la autoridad no se lo permite y Emilio, como once años antes hizo Tinín, sale por su pie al Paseo de Colón. Y es que, con sólo quince años de edad, ya daba muestras nuestro protagonista de que por falta de carácter no iba a quedar.

Claro que como lo que nos compete es la Feria, digamos que su debut en ella se produce el 22 de abril de 1979, cuarenta días después de que le diese la alternativa en Fallas Paquirri en presencia de Dámaso González. Ese día del debut sevillano, Muñoz mata una corrida de Juan Pedro flanqueado por Rafael de Paula y José Luis Galloso. Recibido con tremenda expectación, corta una oreja. Vuelve a dos tardes al año siguiente,corta una oreja el 30 de abril y ha de matar tres toros por un percance de Paquirri. En el 82 vuelve a tocar pelo en el sábado de Feria junto a Manolo Vázquez y Curro Romero, que celebra su corrida número cien en la Maestranza. En el 83 resulta herido, toreando al natural, por un toro de Bohórquez al que le corta las orejas que le son llevadas a la enfermería y al año siguiente toca pelo con uno de Torrestrella y hace el paseo el viernes de Feria, toros de El Torero, con Antoñete y Paquirri en la que sería la última aparición del de Barbate en el ruedo sevillano.

Testigo excepcional de la apoteosis de Espartaco con Facultades el jueves de Feria del 85, no pasa nada en el 86 y se va hasta que reaparece en el 90 para vivir la mejor época de su vida de torero. Y eso que tras triunfar con una corrida de Manolo González con Curro y Fernando Cepeda, una cogida el 12 de abril del 91 por un toro de Salvador Domecq que le destroza el recto no le encoge el ánimo. Como ocurrió en el 83, lo ha cogido toreando y Emilio sigue ascendiendo mediante sus conceptos de siempre, pero cada vez más pulidos.

En el 92, ese año en que se baten todas las marcas de corridas en el albero maestrante, corta una oreja de mucho peso a un toro del Toril en compañía de Curro y de Julio Aparicio para que la traca estalle el 21 de abril de 1994. Será una tarde para los anales, ya que, en compañía de Espartaco y de Finito, corta tres orejas a Trajerroto y Gastador, toros de Torrestrella que le sirven de salvoconducto para salir en hombros al Paseo de Colón y como antesala de una entrada clamorosa en su Triana tras cruzar el puente a hombros.

En el 95 le corta las orejas a un toro de Moura bajo la mirada de Manzanares y de Vicente Barrera y en el 96 se anuncia por vez primera, y única, el Domingo de Resurrección en compañía del incombustible Curro y de un torero que estaba entonces en la cresta de la ola, Francisco Rivera Ordóñez. Curiosamente, el 24 de abril se repite el cartel y tampoco pasa gran cosa, como no pasa nada en el 97 en ninguna de las tres tardes en que se anuncia.

No viene en el 98 y le corta las dos orejas a Jarabito, de Zalduendo, el 20 de abril del 99 alternando con José Tomás y Rivera. La Feria del 2000 será la última en la Maestranza y se teñirá en sangre. El 1 de mayo, un toro de Núñez del Cuvillo lo coge y le da una cornada de pronóstico grave en el vientre. Como aquel toro de Bohórquez en el 83, este de Cuvillo lo coge toreando al natural. Con Rivera y Dávila Miura es herido por el primero de la tarde, de una tarde que estábamos lejos de imaginar que sería la tarde de Emilio Muñoz, Triana pura, en el bastidor del Baratillo.


emilio_munoz.txt · Última modificación: 2016/04/21 22:06 por paco

Herramientas de la página