JON IDÍGORAS

Amorebieta (Viscaya), el 3 de mayo de 1936

Novillero. No llegó a tomar la alternativa. Alternó los apodos de Chiquito de Amorebieta y Morenito del Gane (“alto”, en vasco). Formó parte de una generación en la que afloraron varias esperanzas taurinas vascas, como los bilbaínos hermanos Chacarte o el donostiarra José María Recondo. Toreó en las plazas de Vergara, Éibar, Tolosa, Zarautz…

Otros datos. Nombre completo: Jon Idigoras Gerrikabeitia. Llevó a sus órdenes un mozo de espadas de su pueblo, “alegre y pinturero, que brillaba con luz propia en los estudios”. Era ni más ni menos que el posteriormente polémico y famoso ingeniero José Ignacio López de Arriortua, el célebre ‘Súper López’.

En 1999 publicó sus memorias: “El hijo de Juanita Gerrikabeitia” (Editorial Txalaparta. En ellas, Idigoras se define en su juventud como “militante obrero con aficiones taurinas”. Cuenta que fundó junto a unos amigos un club taurino, cuya presidencia ostentó German Aldazábal Chopera. La sede del club taurino era el Bar Txilibitu que era a la vez tienda de ultramarinos y estanco. Allí se reunía la cuadrilla de aficionados, de muy diferentes ideologías, en la que figuraba José Ignacio López de Arriortua. La tasca estaba decorada con fotos de Manolete, Litri, Pepe Luis Vazquez, Antonio Ordóñez, Luis Miguel Dominguín, El Viti, Manuel Benítez El Cordobés. Presidía el local la cabeza de un novillo desorejado muchos años atrás por Matías Lecumberri en las fiestas de Amorebieta. Los miembros del club organizaban las novilladas del pueblo, vendían las entradas, montaban y desmontaban la plaza portátil… y toreaban.

Idígoras se refiere también en sus memorias al éxito obtenido como subalterno en la cuadrilla del Duque de Boroa, en cuya cuadrilla debutó en los toros un 27 de julio en la fiestas del Carmen de Zornotza, día de Santanatxu, con la plaza portátil llena hasta la bandera. Aquella tarde el otro matador era Morenito de Ogena. Se cortaron seis orejas. Y relata también que él mismo fue un empresario taurino fugaz y (muy) amateur, llegando a organizar algún festival taurino en la que él mismo toreó a beneficio de los huérfanos de la Guardia Civil.

Fue un famoso sindicalista vasco y dirigente histórico de la coalición socialista e independentista vasca Herri Batasuna. Fue Diputado a Cortes por Vizcaya y miembro del Parlamento Vasco. Encarcelado y exiliado en diferentes ocasiones.

Murió en Bilbao debido a una enfermedad pulmonar crónica el 3 de junio de 2005. Su capilla ardiente fue instalada en el salón de actos del ayuntamiento de Amorebieta.

Tarde de triunfo en el ruedo. A la izquierda, Idígoras.