Herramientas de usuario

Herramientas del sitio


noticias_madrid_2018

Noticias Madrid 2018

La temporada venteña 2018, en datos

Finalizada la temporada taurina en la Plaza de Toros de Las Ventas, Plaza 1 ha elaborado el informe estadístico que da cuenta de cuanto ha sucedido este año en el ruedo venteño.

De marzo a octubre, la Plaza de Toros de Las Ventas ha acogido 40 corridas de toros, 21 novilladas, 5 corridas de rejones y 4 festejos populares de recortadores. Por los tendidos de Las Ventas han pasado un total de 937.928 espectadores para presenciar los festejos mayores, y 19.500 para disfrutar de los espectáculos de recortadores.

En el apartado artístico, cuatro toreros han logrado firmar faenas de dos orejas: Álvaro Lorenzo, Alejandro Talavante, Sebastián Castella y Diego Urdiales. Todos ellos atravesaron en hombros el umbral de la Puerta Grande, como también lo hicieron, cortando oreja y oreja, López Simón y Emilio de Justo. Nombres propios de la temporada en Las Ventas, junto al del rejoneador Diego Ventura, que firmó la histórica faena de dos orejas y rabo el 9 de junio y sumó dos puertas grandes más: otra en San Isidro y la de su encerrona en Otoño.

Un total de 416 reses han salido por la puerta de chiqueros en este 2018. Dos toros lidiados a pie recibieron el premio de la vuelta al ruedo, 'Viscoso', de El Torero, y 'Asturdero', de Saltillo, el 4 de junio. De vuelta al ruedo, también, uno de rejones, 'Rinconado', de Maria Guiomar Cortés de Moura, lidiado por Ventura el 6 de octubre. Del total de reses lidiadas, el 38% fueron ovacionadas o aplaudidas en el arrastre, mientras 18 fueron devueltas, 8 toros y 10 novillos.

El informe también se centra en el apartado mediático. Se recogen los datos de redes sociales, web e impacto mediático. La comunidad de seguidores de los perfiles sociales de Las Ventas ha crecido durante esta temporada un 33%, la web oficial del coso ha vuelto a superar los dos millones de visitas y la cifra del impacto económicoen medios alcanza los 48 millones de euros.

Informe: https://bit.ly/2yPd83k


El San Isidro de la reflexión

Por Alberto Bautista

La feria más importante del orbe taurino llegó ayer a su fin. San Isidro 2018 ya es historia, y el largo maratón de toros con más de un mes de festejos ininterrumpidos, nos ha dejado muchas cifras y un titular: el San Isidro del agua, porque si algo podemos catalogar a la cita taurina por excelencia, es la adversa climatología unido a las bajas temperaturas en plena estación primaveral, ha hecho que de las 34 citas contempladas, haya faltado una por celebrarse - la corrida de Partido de Resina del lunes 28 de mayo, por culpa del impracticable estado del ruedo a causa de las lluvias acaecidas. Amén de que aquel día, hubo sustitución y Sánchez Vara entró en el lugar del lesionado Ricardo Torres, lo que en las redes sociales se acrecentó la posibilidad de suspensión en vista de las circunstancias.

Pero por encima de la climatología, si algo ha quedado claro durante la feria venteña, es que urge la unificación de criterios, y es que si por algo se recordará el San isidro 2018, ha sido por la falta de sensibilidad entre los Presidentes, y es que de los cinco equipos que habitan el palco de Las Ventas se antoja fundamental una inminente reducción de los mismos. La devolución de un toro de Las Ramblas por manso, la no concesión de la oreja a Fortes pedida de manera unánime en una faena de absoluta entrega ante un marmolillo de Pedraza de Yeltes a principio de feria, la concesión (insólita) de un trofeo a Francisco José Espada en la corrida de Baltasar Ibán, la vuelta al ruedo al toro “Asturdero” de Moreno Silva, cuando el público pidió la oreja para Octavio Chacón, o el rabo a Diego Ventura cuando el Reglamento no atiende a este tipo de confluencias, son algunas de las barbaridades acaecidas; siendo todas ellas decisiones que han hecho perder credibilidad al palco de Madrid y por ende categoría a la plaza y a la feria. Decisiones a la ligera, que no deben caer en saco roto siendo necesario una profunda reflexión, por el bien de la Fiesta.

En cuanto al capítulo de orejas, han sido 36 los trofeos cortados durante la feria, de ellas muchos despojos y orejas de gin-tonic olvidadas (la gran mayoría) en el baúl de los recuerdos. Y es que nadie se acordará ni de la oreja de Espada, ni mucho menos del regalo a Joselito Adame, ni a otros tantos que han paseado con descrédito y vergüenza apéndices muy pobres y de poco peso. Entre ellos una excepción, las de Talavante que ha sido el triunfador de la feria tras cortar tres orejas - dos al tomar la sustitución de Paco Ureña el pasado 25 de mayo para lidiar una corrida de Núñez del Cuvillo, y otra en su primera comparecencia en otra corrida del hierro gaditano, siendo el torero que más orejas ha cortado a estos toros en la historia de la plaza, premiada por Plaza 1 como la mejor ganadería del serial.

Entre las figuras, han dejado buenas sensaciones Sebastián Castella que ha sido otro de los triunfadores de San Isidro, tras a hombros por quinta vez en su carrera, siendo el matador que más orejas ha cortado en Madrid en todo el Siglo XXI con 24 orejas y 4 toros desorejados, y Roca Rey que sigue sin fallar en Las Ventas, y es que ya son cuatro años consecutivos cortando, al menos, un trofeo. En 2015 consiguió la puerta grande como novillero ante un lote de la Ventana del Puerto, en 2016 desorejó al sobrero de Conde de Mayalde con el que confirmó la alternativa, cortando una oreja la temporada pasada y otra este año a un toro de Victoriano del río salvando la tarde del 23 de mayo.

El análisis ganadero deja un mar de dudas en otro absoluto y estrepitoso fracaso en selección, y trapío para Madrid. Se han lidiado muchos toros impresentables para una plaza de la categoría de Las Ventas, y el descalabro aterrador de la bravura y la casta, mantiene su particular acecho. Tan sólo seis toros de Cuvillo de dos corridas completas, y un ramillete de toros sueltos figurando en la cima: “Chaparrito” de Adolfo Martín al que Pepe Moral le cortó una oreja la tarde del 9 de junio. Aunque “Hechizo” de Fuente Ymbro, “Cuba II” con el pial del Puerto de San Lorenzo o “Licenciado” de Alcurrucén lidiado por El Juli el 24 de mayo, en una de sus obras más redondas en Madrid, han sido uno de los toros para el recuerdo de este San Isidro 2018.

En el capítulo de las efemérides, quedará la tarde del 9 de junio donde Diego Ventura hizo historia al convertirse en el primer rejoneador en cortar un rabo en Las Ventas, y es que no se concedían los máximos trofeos en Madrid desde que el desaparecido Palomo Linares paseara los máximos trofeos del toro “Cigarrón” de Atanasio Fernández, en Mayo de 1972. Además el sevillano - afincado en La Puebla del río - suma 16 salidas a hombros, lo que le convierte en el torero (de cualquier escalafón) con más Puertas Grandes en toda la historia. Ahí es nada. Diego Ventura es la máxima figura del toreo a caballo, y el rejoneador más maltratado por las empresas. Sin ir más lejos este año no entró en las ferias de Castellón, Valencia ni Sevilla a cuenta de unas declaraciones en La Maestranza durante la corrida de Bohórquez la temporada pasada. En Pamplona aún no ha debutado por las argucias de Pablo Hermoso de Mendoza, que teme al ciclón Ventura desde hace años, y no parece que quiera medirse con él. Este año Ventura apuesta muy fuerte, y se encerrará con seis toros durante la feria de otoño. Otra apuesta en la cumbre para un monstruo del rejoneo.

En el escalafón inferior descubrimos que la escuela de Colmenar Viejo, tiene una nueva promesa: Francisco de Manuel, un torero de corte clásico y de aguerrida condición, ha hecho el paseíllo dos tardes en el mes de mayo - la primera en la feria de la Comunidad de Madrid -, cortando una oreja en su segunda comparecencia, que bien pudo salir a hombros de no haberse empeñado el Presidente. Pero por encima de trofeos, la huella dejada en Las Ventas no ha sido baladí. Cayó de pie. También “Toñete”, cuya alternativa se vislumbra para el próximo mes de septiembre en la plaza francesa de Nimes, ha cuajado otra de las faenas más emotivas del serial, fue el 21 de mayo a un novillo de Conde de Mayalde bajo un barrizal y con el aguacero como testigo. Ahí quedó eso.

Otro de los nombres propios de la feria que sin cortar orejas han dejado su impronta en las Ventas ha sido Fortes, siendo capaz de demostrar su incansable actitud la tarde del 11 de mayo tras firmar una labor compacta, pisando una vez más terrenos comprometidos… aunque parece ser que el único que no lo vio fue el Presidente, y es que el Sr. Magán pasó por alto una actuación suprema coronada de un majestuoso estoconazo. Aquella tarde el malagueño dio dos vueltas al ruedo convirtiendo en el primero que lo hace en Las Ventas tras pasaportar a un toro de Pedraza de Yeltes, y todo entre una lluvias de almohadillas sobre el ruedo de un público que no entendió la prevaricación presidencial. También ganó crédito Luis David Adame, que cortó su primera oreja en Las Ventas como matador tras la lidia a “Ombú” de Juan Pedro Domecq, otro de los toros cumbres del ciclo.

Finalmente la corrida de la Prensa con los toros de Victorino Martín, contó con la presencia destacada del Rey Felipe VI (su padre el Rey Emérito, estuvo en la corrida extraordinaria de Beneficencia), poniendo el punto y final a un largo ciclo que merece una reflexión, y es que no se entiende 34 tardes - muchas de ellas insufribles, y con carteles poco apetecibles, entre el aterrador descalabro de la cabaña brava. Un mes y tres días con más sombras que luces, y con un descenso en cuanto al apartado artístico y de espectadores se refiere. Unas cifras que junto con la necesidad de acometer una serie de mejora en la plaza, prevén una complicada situación estival.

noticias_madrid_2018.txt · Última modificación: 2018/11/02 18:32 por paco

Herramientas de la página