Herramientas de usuario

Herramientas del sitio


olivenza._temporada_2018

Olivenza Temporada 2018

Viernes 2 de marzo: Novillos de El Freixo para María del Mar Santos, lesionada, Juanito, oreja, Alfonso Cadaval, ovación, Toñete, oreja, Marcos, oreja y Alejandro Adame, silencio. Video: https://twitter.com/toros/status/969669924837666816

Juanito, Toñete y Marcos triunfan pese a la tempestad (por Sandra Carbonero)

La Feria de Olivenza ha comenzado con la vista puesta en el cielo. Finalmente, no fue la lluvia sino un fuerte viento el que condicionó y puso en serios apuros a los novilleros. A María del Mar Santos le tocó en suerte el novillo más complicado de la tarde. La oliventina sacó raza y le plantó cara, aunque el viento fue su peor enemigo. Cuando fue a entrar a matar recibió una fuerte voltereta por la que pasó a la enfermería tras pasaportar a su oponente. Empezó a caer con fuerza la lluvia a la salida del segundo. Juanito dibujó un quite por gaoneras que causó furor en los tendidos. Su labor con la muleta de fue de menos a más, alcanzado la mayor intensidad cuando plasmó una serie con la diestra con mucha despaciosidad. Mató de una estocada y paseó la primera oreja de la feria. El viento volvió a hacer acto de presencia en el tercero. Frente a él y las complicaciones que terminó presentando el del Freixo, le plantó cara un Alfonso Cadaval más asentado. La espada fue la causante de que no le pidieran la oreja con más fuerza. Toñete demostró estar sobrado de oficio. Comenzó la faena con unos doblones con mucha plasticidad para después construir una faena sólida en la que hubo muletazos de mucha profundidad. Arrebatador fue el epílogo por luquecinas sin despegar las zapatillas del albero. Tras la estocada, cayó la segunda oreja de la tarde. Marcos saludó al quinto con dos largas cambiadas y una serie de verónicas con mucho sabor. Brindó el novillo a su abuelo Domingo Hernández, recientemente fallecido. Seguidamente, se quedó en los medios para pasarse al animal por la espalda. Marcos dejó ver qué posee una gran capacidad y buenas maneras. Plasmó muletazos con mucha torería y acabó pegándose un arrimón cuando su oponente fue a menos. Sentenció al novillo con una estocada que le valió para pasear una oreja. Alejando Adame recibió a portagayola a “Noroeste” y posteriormente le instrumentó un ramillete de ajustadas verónicas. El hidrocálido dejó gratas sensaciones en su debut con caballos aunque le faltó oficio para hilvanar una faena frente a un exigente ejemplar de El Freixo.

Sábado 3 de marzo: (matinal) Toros El Tajo y La Reina para Juan José Padilla, silencio, oreja y dos orejas, José Garrido, ovación y oreja con petición, y Luis David Adame, oreja y herido grave en la axila.

Padilla anima la feria (por Sandra Carbonero)

Padilla volvía, seis años después, a la plaza que lo vio reaparecer entonces tras el grave percance que sufrió en Zaragoza. Hoy lo hacía para decirle adiós a la afición extremeña por todo lo alto. Lanceó por verónicas a compás al que abrió plaza. Poco pudo hacer ante un inválido del Tajo y la Reina. Al cuarto lo recibió con una larga cambiada y le propinó un ramillete de verónicas rematadas con una rebolera. Padilla lo puso todo ante un animal sin fondo ni casta. Tras la estocada paseó la oreja. El lío gordo llegó con el sexto, que mató en lugar de Luis David Adame. El jerezano, más en Padilla que nunca, hizo las delicias del público ante un gran aguacero. Otras dos orejas fueron a parar a sus manos. El segundo , aunque tardo, tenía calidad en la embestida. Garrido logró extraer series de muletazos con mucha hondura. El epílogo por malonetinas terminó de calentar a los tendidos. El fallo con el descabello le privó de cortar trofeo. El quinto fue el mejor ejemplar que trajo Joselito en su debut como ganadero en Olivenza. José Garrido plasmó los mejores muletazos de la mañana. Templados y largos. Arrebatado, toreó de rodillas como colofón recibiendo una voltereta. Sólo paseó una oreja, aunque le pidieron la segunda con mucha fuerza. Luis David Adame pasó a la enfermería tras recibir una fuertísima voltereta cuando intentaba acabar con la vida del tercero. El mexicano estuvo correcto con un manejable astado que fue a menos. Con las arrucinas finales volvió a subir la intensidad de su labor, que fue recompensada con un trofeo.

Sábado 3 de marzo (tarde): Toros de Garcigrande para Miguel Ángel Perera, oreja y oreja, y Alejandro Talavante, oreja y dos orejas, y Ginés Marín, dos orejas y silencio. Video: https://vimeo.com/258430883

La cumbre del toreo extremeño (por Sandra Carbonero)

Extremadura tiene razones suficientes para presumir de toreros. Miguel Ángel Perera, Alejandro Talavante y Ginés Marín han dado un golpe sobre la mesa en la primera feria de esta temporada. Talavante sacudió los tendidos con un espectacular quite por chicuelinas que le instrumentó al segundo. Toreó acariciando con la muleta la dulce embestida del Garcigrande. Sólo fueron dos series, ya que el desfondado animal se vino abajo, aunque le sirvió para obtener un apéndice. Dos le cortó al quinto, que resultó ser el mejor del encierro. Alejandro volvió desplegar su personalidad. Brotaron de su muleta naturales con mucha despaciosidad y naturalidad. Con el público entregado, esperando que cayera el animal, Julio López sufrió una cogida en la axila cuando trataba de apuntillarlo. Ginés, que sustituía a Juli, mostró esta tarde sus credenciales como próxima figura del toreo. Vibrante fue el inicio de rodillas. Era el preludio de lo que vendría después. Bajo la lluvia derrochó magisterio toreando con la mano bajo y mucha profundidad. Culminó su labor junto a tablas por bernardinas. Tras un estocadón paseó las dos orejas. Con el sexto lo intentó Ginés Marín, pero poco pudo hacer más que abreviar. Escaso de fuerzas saltó al ruedo el primero de la tarde. Perera lo mimó y acabó sometiendo al rajado de Garcigande. Los mejores pasajes llegaron toreando al natural en redondo. La oreja llegó tras la estocada. Molestó bastante el aire en los primeros compases de la lidia del cuarto. Miguel Ángel estuvo por encima de un toro que buscaba continuamente la querencia. Lo llevó hilvanado en los vuelos de la muleta, tapándole la salida. Vibrante fue el final de faena, pegándose un gran arrimón. Tras la estocada, afloraron los pañuelos pidiendo el trofeo que le abriría la puerta grande.

Domingo 4 de marzo (matinal): Toros de Victoriano del Río para Enrique Ponce, oreja y dos orejas, Antonio Ferrera, dos orejas y oreja, y Andrés Roca Rey, oreja y oreja. Video: https://vimeo.com/258490857

“Triunfal corrida matinal” (por Sandra Carbonero)

Saltó en primer lugar un toro alto y de bonitas hechuras al que Ponce recibió a la verónica, ganándole terreno y gustándose. Inició la faena llevándoselo a los medios toreando muy despacio. El de Victoriano Del Río se apagó demasiado pronto y el valenciano tuvo que sacarle los pases de uno en uno. Paseó la oreja tras la estocada. El cuarto fue un inválido al que Enrique Ponce cuidó mucho y acabó extrayendo muletazos meritorios. Lo mató con soltura y lo que le valió los dos trofeos. El segundo blandeando en los primeros tercios. Ferrera lo intentó llevar embebido en la muleta, alargando la embestida del animal. Le formó un auténtico lío. Fueron dos orejas de mucho peso. Antonio estuvo por encima del quinto. Un animal sosito con el que se mostró poderoso y sobrado. Mató de una buena estocada y paseó una oreja. Esta tarde le esperan otros tres. Roca Rey se fue a los medios para iniciar su labor con pases cambiados por la espalda. El exigente astado de Victoriano no se lo puso nada fácil. Concluyó con circulares invertidos metido entre los pitones. La oreja cayó en su esportón tras una estocada trasera. Quitó con el capote en la espada el peruano al sexto. Empezó a caer con fuerza la lluvia en Olivenza, cuando Roca Rey iniciaba la faena de muleta de rodillas. El de Victoriano Del Río se desplazaba con un punto de sosería y echando la cara arriba al final del muletazo. Estuvo muy firme y aunque la espada no entró a la primera, obtuvo el trofeo que le faltaba para acompañar a hombros a sus compañeros.

Domingo 4 de marzo (tarde): Toros de Zalduendo, Victorino Martín y Garcigrande para Antonio Ferrera que sustituye a El Juli, silencio, ovación y ovación, y para Ginés Marín, oreja, ovación y silencio. Actuaron mano a mano. Video: https://vimeo.com/258518270

Descafeinado mano a mano (por Sandra Carbonero)

La Feria de Olivenza ha puesto punto y final un mano a mano un poco descafeinado por el juego de los astados. Tan sólo Ginés Marín pudo cortar una oreja. Tras el paseíllo, se guardó un minuto de silencio por los ganaderos fallecidos Victorino Martín y Domingo Hernández. Abrió plaza un toro con el hierro de Zalduendo, escaso de fuerzas y desrazado. Antonio Ferrera exprimió al máximo las pocas posibilidades que le dio. Terminó en tablas pegándose un arrimón. Saltó en tercer lugar un precioso ejemplar de Victorino Martín que fue ovacionado en cuanto hizo acto de presencia. Complicado y con peligro, no se lo puso nada fácil al extremeño. Ferrera, con tesón y magisterio, consiguió domeñar las embestidas de la alimaña que le tocó en suerte. Con la espada empañó su meritoria labor. Un gran susto se llevó Ferrera al inició del último tercio con el de Domingo Hernández. Tropezó en la cara del toro quedando a su merced. Con rapidez, consiguió ponerse de rodillas y pegarle seis muletazos que emocionó a los tendidos. Los mejores instantes de una faena que fue a menos llegaron con la zurda. Saludó tras pasaportarlo de una estocada que precisó de un descabello. Ginés lanceó a la verónica con mucho gusto llevándoselo hacia los medios al tercero de Garcigrande, para después dibujar un quite, de nuevo, por verónicas con mucha suavidad. Con la muleta, instrumentó naturales de bello trazo. Culminó la obra por manoletinas y una estacada en todo lo alto. Hasta dos puyazos recibió el cuarto de Victorino Martín que ejecutó Guillermo Marín. Los mejores de la Feria. Sorprendió la actitud de Ginés frente al primer Victorino que mataba. Estuvo por encima de su oponente, llegando incluso a ligar muletazos. Perdió un posible trofeo por la espada. El sexto fue otro desrazado de Zalduendo con el que lo único que pudo hacer Ginés Marín fue abreviar su labor bajo el aguacero que comenzó a caer.

olivenza._temporada_2018.txt · Última modificación: 2018/03/04 21:47 por paco

Herramientas de la página