Herramientas de usuario

Herramientas del sitio


Action disabled: source
sevilla_11m0514

Real Maestranza de Sevilla

<img width="300px" height="180px" src="http://media.grupojoly.com/imagen.php?imagen=//0001587000/0001587210.jpg&an=580&alt=440&checkSize=1">

Domingo, 11 de mayo de 2014. Matinal

Corrida de rejones

FICHA TÉCNICA DEL FESTEJO

Ganadería: Toros de San Mateo, San Pelayo y Carmen Lorenzo (bien prsentados, con juego desigual).

Caballeros rejonedores:

Rui Fernandes. Rejón de muerte (oreja); pinchazo, rejón trasero, descabello (saludos).

Diego Ventura. Rejón de muerte (dos oreja); rejón tendido y trasero, descabello (saludos).

Luis Valdenebro. Rejón de muerte atravesado, descabello (vuelta al ruedo); pinchazo, pinchazo hondo, medio rejón tendido, 11 descabellos (silencio).

Presidente: Gabriel Fernández Rey.

Tiempo: muy caluroso.

Entrada: tres cuartos de plaza.

<iframe src="//player.vimeo.com/video/94839157" width="500" height="275" frameborder="0" webkitallowfullscreen mozallowfullscreen allowfullscreen></iframe> <p><a href="http://vimeo.com/94839157">Resumen 13ª de Abono 2014. Rui Fernandes, Diego Ventura y Luis Valdenebro</a> from <a href="http://vimeo.com/maestranzapages">Maestranza Pag&eacute;s</a> on <a href="https://vimeo.com">Vimeo</a>.</p

Crónicas de la prensa:

Lo mejor: Ventura, triunfador indiscutible. Ventura soñaba con volver a cruzar la puerta de los sueños de Sevilla. Sería la décima de su carrera. Diego la dejó entreabierta ya en el primero. Un toro muy paradito, pero en el que demostró la gran doma que tiene a caballo. Destacó con “Remate” poniendo banderillas en las cercanías a tablas. Y tras el rejonazo de muerte cayeron las dos orejas sin miramientos. El mansito quinto, intentó complicarle la mañana a Ventura, pero fue “Milagro” el que levantó la faena tras colocar el rejoneador de La Puebla dos espectaculares banderillas al quiebro. “Morante” remató la lidia con sus bocados, que provocaron un gran alboroto en los tendidos. La oreja, que le serviría como llave de la Puerta, se la pidieron con fuerza pero el presidente no la consideró oportuna. Rui Fernandes tiró de recurso y oficio con el rajado que abría plaza al que le cortó la oreja. Por su parte, Valdenebro estuvo valiente con sus dos astados, pegándose sendos arrimones. El joven rejoneador tuvo dos actuaciones muy dignas, pero fue el rejón de muerte y el descabello le privaron de cortar trofeo.

Lo peor: Otra vez será. Ventura se quedó sin su Puerta del Príncipe número diez. Tal vez fue porque tardó en caer el toro o por el descabello certero que tuvo que propinarle. Sea como sea, Ventura estuvo superior. Mucho más incluso que hace una semana. Según el reglamento, la primera oreja es potestad del público. Entonces, ¿por qué se le negó el trofeo?

Diario de Sevilla

Por Luis Nieto. Diego Ventura roza la décima

Al igual que sucedió el día anterior en la corrida de a pie en el cartel que algunos denominan mediático, a las corridas de rejones acude un público muy distinto al del resto de espectáculos de la feria. Hay más asistencia, lo que es maravilloso. Pero también el nivel de exigencia se rebaja. Como estaba previsto, el triunfador de una terna compuesta por Rui Fernandes, Diego Ventura y Luis Valdenebro fue el segundo, quien esta ocasión rozó su décima Puerta del Príncipe, ya que cortó dos orejas a su primero y a punto estuvo de conseguir premio en el quinto astado. Por su parte, Fernandes consiguió un trofeo y Valdenebro dio una vuelta al ruedo. Todo ello dentro de un festejo entretenido, con una corrida de la familia Capea, con los tres primeros toros que dieron mejores prestaciones para el lucimiento.

Diego Ventura derrochó capacidad ante el segundo. De nuevo, paró muy bien con ese magnífico Marsellé. Se lució en banderillas con Chalana, en el toreo de costado, Oro y Remate, con las cortas. Mató al primer envite y el presidente concedió las orejas.

Con el quinto, manso, Diego Ventura tiró de oficio. Con Milagro logró hacerse con el manso y fue muy ovacionado en la suerte al quiebro y con Morante llegó la espectacularidad a través de esos bocaos o mordiscos que tira el caballo al testuz de las reses. Incompresiblemente, suele ser lo más aplaudido. Tras un rejón trasero y un descabello, el presidente no atendió la petición de oreja.

Rui Fernandes realizó una faena interesante al primero, destacando en el toreo de costado a lomos de Cervantes. Mató al primer envite y le fue concedido el primer trofeo de la mañana.

Fernándes, ante el cuarto, que se rajó, concretó una labor desigual, con un final de buen tono.

Luis Valdenebro, voluntarioso, puso voluntad ante el noble tercero, con algunos pasajes de costado, montando a Escondido. Mató de rejón; el toro tardó en caer y todo quedó en una vuelta al ruedo.

Al sexto, Valdenebro, que lo recibió junto a la puerta de toriles, prendió algunos pares meritorios, brillando al quiebro, en uno de los momentos más comprometidos del festejo. El sevillano, con el público de su parte, falló con los aceros.

Al final, el comentario a la salida de la plaza era que Diego Ventura, quien el pasado domingo abrió la Puerta del Príncipe por novena vez, rozó la décima en esta ocasión.

EFE

Ventura roza su décima Puerta del Príncipe

El rejoneador Diego Ventura, que cortó dos orejas, estuvo a punto de conseguir su décima salida a hombros por la Puerta del Príncipe de la Maestranza, en el festejo matinal celebrado la mañana de este domingo en la feria de Sevilla.

Todo parecía encauzado para que se abriera la Puerta del Príncipe y la atravesara a hombros por décima vez el rejoneador Diego Ventura, convertido en auténtico rey del toreo a caballo en la Maestranza.

Las dos primeras orejas de las tres que necesitaba como aval para lograrlo se las cortó Ventura ya al primero de su lote, un toro de uno de los tres hierros del Niño de la Capea que sacó un noble son en sus embestidas tras los caballos del sevillano.

Los galopes de costado con que llevó siempre toreado al animal y la limpia y templada manera de clavar banderillas conformaron una obra redonda rematada con un rejonazo fulminante. El doble premio, en feria tan generosa en la concesión de trofeos, fue una consecuencia lógica.

Así que solo le faltaba a Ventura una oreja más para abrir la otra hoja de la puerta noble de la Maestranza, que había de cortar a un quinto toro demasiado basto y feo que no se lo puso fácil porque desde su salida marcó una acusada querencia a toriles.

Manso y rajado el de Capea, exigió del jinete un esfuerzo lidiador para sacarlo hacia los medios, donde logró clavarle finalmente tres banderillas de emocionante ajuste sobre 'Milagro', como muestra de su dominio.

Lo más complicado para el rejoneador de La Puebla fue entrar a matar con garantías de éxito, porque el toro lo impedía aplomado y apenas dando un paso hacia la cabalgadura. Un rejonazo muy contrario y trasero, cuando Ventura pudo por fin meter el brazo, retrasó la muerte del astado y llevó a la presidencia a no conceder la oreja solicitada por el festivo público de la matinal.

Más generoso fue el trofeo que paseó Rui Fernandes en el primer turno de la corrida, de un toro fácil y de poco gas al que el portugués le hizo una faena pulcra que no provocó entusiasmos. Más le exigió el cuarto, que se empleó poco en las inconcretas cabalgadas con que Fernandes intentó someterlo.

El jinete más joven del cartel, el también sevillano Luis Valdenebro, se empleó con valor y decisión ante su lote, a pesar de contar con una cuadra limitada y con caballos de escasa alzada.

Se ajustó Valdenebro con el noble tercero, del que no se le concedió el trofeo pedido por la mayoría, y atacó con decisión y rectitud al sexto, un toro con vibración pero poca entrega ante el que falló repetidamente con los hierros de muerte.

Toromedia

Diego Ventura corta dos orejas y Rui Fernandes, una

Rui Fernandes clavó dos rejones de castigo al primero de la tarde y en banderillas se lució en galopadas de costado con Cervantes, con el que clavó en buenas batidas y se adornó con piruetas. También brilló con Único, con el que clavó dos banderillas. Mató de rejonazo. Oreja.

En el cuarto, Rui Fernandes puso un solo rejón de castigo y el toro de Capea quedó con muchos pies. Destacó con Vivaldi, aunque el astado se quiso rajar después del primer palo y también con Ozono puso dos banderillas reseñables. Pinchó antes de dejar un rejón y un descabello.

Diego Ventura paró a su primero con Marsellé y clavó un solo rejón de castigo. Con Chalana galopó de costado metiéndose por los adentros sin apenas espacio. Puso dos palos muy buenos adornándose con piruetas a la salida del segundo. A continuación sacó a Oro y se adornó citando con una mano recogida. Puso dos banderillas de frente y al estribo con gran pureza. Terminó con Remate poniendo cortas muy ligadas y mató de rejón fulminante. Dos orejas.

Al segundo de su lote lo enceló bien con Maletilla a pesar de salir muy suelto el de Capea, que manseó mucho. Ventura puso un solo rejón de castigo y sacó a Nazarí, encontrándose con un toro complemente rajado. Clavó dos buenas banderillas templando después muy bien los arreones del astado. Puso la plaza en pie con tres quiebros de Milagro, el tercero citando parado. Con Morante imprimió la emoción que le faltaba al toro. Mató de rejón casi entero y el toro tardó en caer, teniendo que descabellar. Hubo petición de oreja que el presidente no atendió.

Luis Valdenebro paró bien a su primer toro con Pitingo y clavó un solo rejón de castigo. En banderillas se lució en galopes de costado con Escondido y después citando muy en corto con Mosca. Puso cortas con Atlas y mató de rejón, pero el toro tardó en caer. Hubo petición de oreja que el presidente no concedió. Vuelta al ruedo.

Al segundo de su lote le puso dos banderillas con Listo arriesgando mucho pero también llegando con fuerza al público. Con Atlas clavó un buen par a dos manos al segundo intento y cortas. Pinchó dos veces antes de dejar rejonazo y se eternizó con el descabello.


Sevilla Temporada 2014.

sevilla_11m0514.txt · Última modificación: 2020/03/26 12:14 (editor externo)