Herramientas de usuario

Herramientas del sitio


valdemorillo_temporada_2019

Valdemorillo Temporada 2019

Lunes 04 de febrero: Novillada con picadores novillos Hatoblanco para Garcia Navarrete, Rafael Gonzalez y Marcos

Rafael González, tres orejas y cornada en Valdemorillo

El novillero madrileño da una grata imagen en el inicio del abono serrano, corta tres orejas y sufre una cornada en el gemelo izquierdo. Marcos fue también volteado. Novillada complicada y exigente de Hato Blanco.

Por Alberto Bautista

La feria de San Blas y la Candelaria ya tiene un nombre emergente. Rafael González, fue sin género de dudas la gran noticia del primer festejo del abono serrano, gracias a su madurez, concepto y toreo artista, de esta manera el alumno de la escuela madrileña se aupó a los altares y cortó tres orejas gracias a sus retazos. Puerta grande y cornada, porque González pagó con sangre su dimensión en el palenque de Valdemorillo con una herida en el gemelo izquierdo de quince centímetros. Eso fue lo que empañó un actuación poderosa donde lo mejor ocurrió en el quinto de Hato Blanco, al que le cortó una oreja con fuerte petición de la segunda y del que resultó herido. Dio sensación de figura, y estuvo hecho un tíofrente a una auténtica prenda. Vio novillo por ambos pitones, lo cuajó de principio a fin y lo despeñó de una poderosa estocada. Desorejó al segundo en lo que era su presentación en el municipio madrileño gracias a una actuación variada, valiente, decidida y con muchas ganas frente a un novillo bravo y encastado, donde llegó a resultar prendido sin consecuencias. Si en Ajalvir hace unos días el nombre de Fernando Adrián retumbaba los cimientos de las principales ferias, en Valdemorillo el novillero Rafael González pide a gritos más contratos.

Tampoco se quedó a atrás Marcos, que cortó una oreja del tercero tras realizar un inicio de faena rodilla en tierra donde alternó el pase cambiado. Tras ello, emergieron las tandas en redondo y el toreo templado con poso y torería. El de Hato Blanco cuyo comportamiento fue noble y manejable, tuvo escaso recorrido pero le valió al novillero para imponerse. Con el que cerró función estuvo por encima de un ejemplar complejo, al que pasaportó de un bajonazo siendo silenciada su labor.

Abrió la tarde García Navarrete, que no se acopló con ninguno de sus dos oponentes. Fue silenciado tras sonar un aviso con el que abrió función. Novillo bronco, manso y gazapón que puso en aprietos en muchos compases al jienense que no se amilanó, y que a base de oficio y técnica anduvo solvente pero escaso de ideas. El cuarto no llegó a comprenderlo y tiró por la calle de en medio en un vendaval de pases destemplados y carentes de limpieza.

Lunes 4 de febrero de 2019. Plaza de toros de Valdemorillo (Madrid)- tres cuartos de plaza -. Feria de San Blas y la Candelaria. Primera de abono. Novillada con picadores de Hato Blanco (Los Guateles) - de diferentes volúmenes, complicados y con peligro. Los mejores segundo, tercero y cuarto - (bronco y manso el primero, bravo y encastado el segundo, noble y manejable el tercero, manejable el cuarto, una “prenda” el quinto y complicado el sexto) para García Navarrete de verde hojarasca y oro (silencio en ambos), Rafael González de azul marino y oro (dos orejas y oreja con petición de la segunda) y Marcos de verde oliva y oro (oreja y silencio). Rafael González, fue atendido en la enfermería de la plaza tras pasaportar al quinto, de una cornada de quince centímetros en el gemelo izquierdo. Fue trasladado al Hospital Infanta Sofía.

Sábado 09 de febrero: toros de La Palmosilla para Curro Díaz, Juan del Álamo y Román.

Una oreja para Juan del Álamo en Valdemorillo

El salmantino arañó un trofeo del quinto, ante una corrida de La Palmosilla condicionada por la falta de casta.

por Alberto Bautista

Encierro manso y complicado de La Palmosilla en el primer festejo mayor de Valdemorillo, donde Juan del Álamo paseó un trofeo en una tarde plomiza de escaso contenido. La del salmantino al igual que la de Román al tercero, fueron las actuaciones más destacadas de una tarde sin mucha historia. El condicionante de una corrida cinqueña con algunos ejemplares a escasas semanas de cumplir los seis años, dejó sin opciones a la terna.

Una pírrica oreja paseó Del Álamo del quinto un “Barroso” con muchas complejidades que le puso en dificultades. Tanto fue así, que fue prendido sin consecuencias, sobreponiéndose a la compleja embestida de su oponente con una tanda de molinetes que puso al público en pie. Mató de una estocada trasera de efecto fulminante. Afloraron los pañuelos, y la oreja al zurrón. El colorado que hizo segundo no le dio apenas opciones, y compuso una faena de tiralíneas en mitad de un trasteo anodino y de escaso fuelle.

Por su parte Román dio infinidad de pases en sus dos turnos, pero no llegó a rubricar nada. Los aceros restaron méritos al valenciano y le quitaron una oreja de sendos ejemplares. Su mejor versión, emergió en el tercero. Labor lucida sobre ambas manos, donde abundaron los pasajes largos. No acertó tampoco con el descabello y fue silenciado tras sonar los dos avisos.

El ensabanado que hizo sexto soltó la cara y se desfondó a las primeras de cambio. Con semejante material, Román hizo un esfuerzo enlazándole tandas acompasadas a su oponente sin terminar de abrocharlas. Cerró por manoletinas, dejó una estocada y volvió a ser silenciado tras aviso.

El carisma de Curro Díaz arribó el Palenque de Valdemorillo en el primero de la tarde, donde fluyeron los muletazos de mano baja en una labor estética y efectista del torero de Linares. Tan sólo caben recordar dos tandas de enjundia entre un maremagnun de pases. Faltó acople por el izquierdo y mató de una estocada desprendida. Le pidieron la oreja y tuvo que conformarse con una ovación. Por contra, fue ovacionado a la muerte del cuarto en una actuación de escaso celo, donde faltó conexión con los tendidos. Lo mejor la estocada al primer encuentro y sin puntilla.

En definitiva, no sirvió la corrida de La Palmosilla, queda una bala en la recámara. Mañana el fin de fiestas, con la corrida de Miura.

Sábado 9 de febrero de 2019. Plaza de toros de Valdemorillo (Madrid) - dos tercios de plaza. Feria de San Blas. Segunda de abono. Corrida de toros de La Palmosilla - bien presentada de diferentes pelajes. Mansa, complicada y correosa - (noble sin fuerzas el primero, complicado y sin transmisión el segundo, noble el tercero, deslucido el cuarto, manejable el quinto y desfondado el sexto) para Curro Díaz de sangre de toro y oro (ovación tras petición y ovación con saludos), Juan del Álamo de verde oliva y oro (silencio y oreja) y Román de rioja y oro (silencio tras dos avisos y silencio tras aviso). Al finalizar el paseíllo se guardó un respetuoso minuto de silencio. Además, la banda municipal hizo sonar los acordes del himno nacional. Por su parte, Iván García fue obligado a desmonterarse tras parear al sexto.

Domingo 10 de febrero: toros de Miura, destacan 3º y 5º para Manuel Escribano, ovación con petición, oreja con petición, oreja y palmas, y Pepe Moral, lesionado en el capote lidió solo dos, silencio y ovación, mano a mano.

Puerta grande a la solvente labor de Escribano en la Miurada de Valdemorillo

El sevillano fue el gran triunfador tras cortar dos orejas, en una tarde lastrada por la aparatosa cornada interna en la pierna izquierda de Pepe Moral, a merced en los únicos dos toros que pudo estoquear. Dos toros de buena condición de Miura en su debut en el cierre de Valdemorillo.

por Alberto Bautista

Respondió la afición madrileña al reclamo de los Miuras en el festejo que abrochó la feria de San Blas y La Candelaria. Más de tres cuartos de plaza ante un cartel sevillano 100%. Fin de fiestas en Valdemorillo, para una feria con muchas complejidades a la hora de su confección, donde el Ayuntamiento se hizo cargo de la feria en tiempo récord. Es de agradecer en estos tiempos que un Consistorio apueste por los toros. La Fiesta Nacional.

Entre tanto, la nota de color estaba en los tendidos con multitud de enseñas nacionales y por supuesto en el ruedo, donde Manuel Escribano demostró una vez su capacidad ante los toros de la divisa de Zahariche con capote, muleta y rehiletes ofrece un derroche de pundonor, estoqueando hasta cuatro toros de Miura, toda vez que la gravedad del percance de Pepe Moral, le hizo tener que lidiar el sexto. Fue el triunfador de la feria. Ni qué decir tiene, que el sevillano les tiene cogida la medida a estos toros agalgados, fieros y codilleros en su mayoría. Un auténtico portento demostró en su primero, que si bien es cierto que no ofreció muchas opciones de triunfo (se quedó corto y manseó de principio a fin); sacó rédito banderilleando con soltura. Lo despachó de una primorosa estocada y saludó una ovación. El tercero fue un toro deslucido y rajado, pero el torero de Gerena no se amilanó y dibujó una labor irregular con multitud de altibajos. Antes volvió a tomar los palos, tirando de pundonor y amor propio. Volvió a cobrarse una meritoria estocada y paseó una oreja por el conjunto de una actuación de menos a más.

Faltaba por llegar la mejor faena de la tarde. Ocurrió en el quinto, un toro que permitió expresarse al sevillano sacando a relucir toda su tauromaquia de derechazos y naturales sobre ambas manos. Se gustó y se acopló en todo momento a una embestida lenta y con duración. Volvió a estar atinado con los aceros y cortó una oreja de mucho peso. Tanto es así, que se le pidió el doble trofeo, pero el palco desoyó tal indicación. El sexto, que estoqueó tras el ingreso en la enfermería de Pepe Moral no le ofreció ninguna posibilidad de triunfo. Se orientaba, buscaba los muslos y rebañaba cada embestida. ¡Un Miura, vaya!. Erró con los aceros y el silencio de tronío no empañó una importante tarde de un Escribano que toma oxígeno de cara al inicio de temporada. ¡Quién da primero, da dos veces!

Por su parte Pepe Moral, tuvo el infortunio de caer herido en el saludo capotero a su primero. Un golpe seco por encima de la rodilla de su pierna izquierda le dejó maltrecho en los únicos dos toros que pudo estoquear. Un golpe, que el parte facultativo señaló como cornada interna de diez centímetros, así como una posible lesión de ligamentos en el codo derecho fue el parte de guerra. Apenas pudo hilvanar un par de muletazos consistentes, por contra no pudo ni apoyar la pierna. Aun así, hizo un esfuerzo y se mantuvo en el ruedo. El segundo acusó el primer puyazo y se desentendió de la muleta saliendo con la cara alta. Tras entrar en la enfermería, salió infiltrado a matar al cuarto, con un aparatoso vendaje que le cubría la pierna izquierda. Muy mermado de facultades estuvo a merced del Miura. Labor andina y de nula creación. Para colmo, soportó un quinario con la espada. Sonaron los dos avisos. Pidió disculpas antes de tomar camino de la enfermería en medio de una atronadora ovación.

Domingo 10 de febrero de 2019. Valdemorillo (Madrid) - más de tres cuartos de entrada. Plaza de toros de La Candelaria. Feria de San Blas. Última de abono. Corrida de toros de Miura - de diferente morfología. Complicados, fríos y calculadores a excepción de tercero y quinto - (manso y rebañando cada embestida el primero, deslucido y sin opciones el segundo, rajado y deslucido el tercero, complicado el cuarto, manejable y con duración el quinto y una prenda el sexto)mano a mano Manuel Escribano de rioja y oro (ovación con saludos tras aviso, oreja tras aviso, silencio y silencio tras aviso, en el que estoqueó por Pepe Moral) y Pepe Moral de tabaco y oro (silencio, silencio tras dos avisos y herido). Actuó de sobresaliente el matador de toros, Miguel Ángel Sánchez. Al finalizar el paseíllo, sonaron los acordes del himno nacional.

Incidencias: Pepe Moral fue intervenido por los servicios médicos en la misma plaza de toros de la Candelaria de una cornada interna con trayectoria de 10 centímetros que sufrió por encima de la rodilla de su pierna izquierda. Tras ser operado durante más de 40 minutos en la enfermería de la plaza de toros de Valdemorillo, fue trasladado al centro hospitalario Puerta de Hierro de Madrid en UVI móvil, y donde será sometido a una resonancia para conocer el alcance de la posible lesión de ligamentos en el codo derecho.

valdemorillo_temporada_2019.txt · Última modificación: 2019/02/11 12:52 por Editor

Herramientas de la página