Lasso de la Vega y Solís Tello, en la nueva junta maestrante

Santiago León tomará posesión como teniente de Hermano Mayor el 1º de julio.

Una vez recibida la carta del Rey en la que nombra teniente de Hermano Mayor de la Real Maestranza de Caballería a Santiago León Domecq, que ha sido elegido de la terna propuesta, se ha convocado para el próximo día 1 de julio Junta General en la que tomará posesión como teniente Hermano Mayor de la institución sevillana Santiago León Domecq.

León Domecq, que lleva doce años como fiscal de la Junta de Gobierno de la Real Maestranza, sustituirá en el cargo a Javier Benjumea Llorente, marqués de Cazalla, tras agotar éste el plazo máximo que estipulan las ordenanzas.

En el transcurso de la anunciada Junta General del mes de julio, Santiago León propondrá también a los miembros de su nueva Junta de Gobierno, de la que formarán parte, entre otros, Marcelo Maestre, (fiscal), y Enrique Queralt, marqués de Gramosa (secretario).
Nuevos miembros

Dos de las personas que entren a formar parte de la nueva Junta serán el conde de Casa Galindo, Enrique Lasso de la Vega Valdenebro y el marqués de Valencina, Miguel Solís Tello.

Enrique Lasso de la Vega pertenece al Cuerpo de Abogados del Estado y desde enero de este año es director general de Relaciones con las Comunidades Autónomas y Entes Locales del Ministerio de la Presidencia y para las Administraciones Territoriales. Miguel Solís Tello es abogado y empresario, tercero de los hijos del matrimonio formado por Miguel Angel Solís, actual marqués de la Motilla, y Carmen Tello.

A la Junta de Gobierno de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla pertenecen, además del teniente de Hermano Mayor, un fiscal, diputado 1º, diputado 2ª, los ex tenientes de Hemano Mayor -grupo formado actualmente por Luis Manuel Halcón de la Lastra, conde de Peñaflor de Argamasilla, Tulio O’Neill Castrillo, marqués de Caltójar, Alfonso Guajardo-Fajardo y al que también formará parte el teniende de Hermano Mayor saliente, Javier Benjumea Llorente-, secretario, archivero, clavero, diputado de Plaza y diputado de Música.

El pasado histórico de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla se remonta a los días inmediatos a la conquista de la ciudad en el año 1248 por el Rey Fernando III el Santo.

Los caballeros que le acompañaron en tan importante gesta fundan una Cofradía o Hermandad Caballeresca, bajo la advocación de San Hermenegildo con el fin de adiestrarse en el manejo de las armas y las prácticas ecuestres y para estar preparados en el combate. Con el devenir de los tiempos esta Hermandad Caballeresca pierde actividad en sus dedicaciones hasta desaparecer.

Se impone la necesidad, por deseo real primero de Felipe II y luego de Felipe III, de mantener su espíritu en una nueva institución, y así se funda en 1670, durante el reinado de Carlos II, el Real Cuerpo de Maestranza de Caballería de Sevilla. En el resto de España las distintas Maestranzas siguieron un proceso similar a la de Sevilla fundándose todas a partir de la segunda mitad del siglo XVII. Particular mención merece el período comprendido entre 1729 y 1733, que coincide con la estancia de Felipe V en Sevilla. ABC, 14/06/2017. Por Pedro Ybarra.

Santiago León será el nuevo teniente de la Real Maestranza de Sevilla
Un relevo a falta tan solo de que el rey Felipe ratifique la propuesta de la junta general

El relevo en la tenencia de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla está sólo a falta de que el rey Felipe ratifique la propuesta realizada por la junta general de la institución nobiliaria. Los caballeros maestrantes apoyaron por amplia mayoría proponer a Santiago León Domecq en sustitución de Javier Benjumea Llorente, que ha agotado ya el plazo máximo de seis años que estipulan las ordenanzas: un mandato de cuatro años y una prórroga de dos.

Como es tradición, la junta general se pronunció sobre una terna de nombres, completada en este caso por Enrique Queralt, marqués de Gramosa y primogénito del conde de Santa Coloma, y Marcelo Maestre, de una familia con hondo arraigo en la institución. Asistieron a la junta general alrededor de 130 caballeros maestrantes, muchos de ellos venidos expresamente de fuera de Sevilla, que votaron verbalmente. El teniente saliente, que siempre ejerce su derecho de sufragio activo en último lugar, usó la potestad que le otorgan las ordenanzas para que su voto tuviera el valor de un tercio del total de los asistentes. Benjumea Llorente se despidió del cargo con un discurso muy emotivo y de afecto para con la Real Maestranza. Durante su tenencia se han mantenido el cuidado de la plaza de toros, el mecenazgo cultural, la incorporación de las primeras mujeres con los mismos derechos y obligaciones que los caballeros maestrantes y todas las obras sociales y de beneficencia que promueve la institución, además de impulsar las relaciones con el mundo universitario con la solemne entrega de los premios a los mejores expedientes académicos.

El nuevo teniente de hermano mayor, Santiago León Domecq, que ha estado también estrechamente vinculado al mundo de la alta dirección bancaria, es hijo de Fernando León Manjón y Pilar Domecq Aguirre. Lleva doce años como fiscal de la junta de gobierno de la Real Maestranza, primero con Alfonso Guajardo-Fajardo y Alarcón al frente de la institución y, en esta última etapa, con Benjumea Llorente.

León Domecq forma parte de una conocida estirpe con fuerte presencia empresarial en el País Vasco y hondo arraigo en la sociedad andaluza. Su abuelo fundó la hermandad del Rocío de Sanlúcar de Barrameda; su tío Eduardo, marqués de Méritos y conde de Lebrija, presidió la Caja Rural de Sevilla; su otro tío, Antonio, fue empresario y poeta. Su padre fue industrial y su madre, una reconocida ganadera jerezana, Pilar Domecq Aguirre, que falleció a los 87 años. Suya era la Casa Moreda o Casa Manjón, de Sanlúcar de Barrameda, del siglo XVII.

El pasado histórico de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla se remonta a los días inmediatos a la conquista de la ciudad en el año 1248 por el rey Fernando III el Santo. Los caballeros que le acompañaron fundan una hermandad caballeresca bajo la advocación de San Hermenegildo con el fin de adiestrarse en el manejo de las armas y las prácticas ecuestres. Con el paso de los años, esta hermandad pierde actividad hasta desaparecer. Se impone la necesidad, por deseo primero de Felipe II y luego de Felipe III, de mantener su espíritu en una nueva institución, y así se funda en 1670, con Carlos II, el Real Cuerpo de Maestranza de Caballería de Sevilla. Diario de Sevilla, 13/06/2017. Por Carlos Navarro Antolín.