Bendodo defiende la tauromaquia como “una escuela de vida”

El consejero andaluz asiste en Málaga a la presentación de los carteles taurinos de agosto.

PT/OP, 15/07/20121. El consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior, Elías Bendodo, ha defendido este jueves que la tauromaquia es “una gran escuela de vida” y que los políticos y los gestores públicos “tenemos que aprender de la valentía que tienen los toreros”. “El valor debe cotizar más alto en todos los ámbitos de la vida”, ha abundado.

Bendodo se ha pronunciado así durante su participación en el acto de presentación de los carteles taurinos de agosto en La Malagueta, donde ha estado acompañado del presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado; el alcalde de la capital, Francisco de la Torre; el empresario de Lances de Futuro, José María Garzón; así como los toreros Pablo Aguado y Salvador Vega.

El titular del ramo ha explicado que la presentación de estos carteles tiene un significado especial tras más de 15 meses de pandemia porque retomar las corridas de toros en la Malagueta “es un síntoma de que poco a poco vamos retomando esa normalidad” y, además, por el componente benéfico que va a caracterizar a estas corridas y novilladas, ya que el dinero que se recaude se destinará a la Fundación El Pimpi y a las Hermanitas de los Pobres.

Bendodo ha defendido que la vacunación es el mejor camino para poder recuperar la normalidad y que avanzar en la estrategia de vacunación tiene que ir ligado a la vuelta paulatina de nuestras rutinas, nuestras tradiciones y nuestros festejos, “pero siempre desde la prudencia”.

Tras señalar que la prioridad del Gobierno andaluz es la vacunación y la creación empleo, ha sostenido que la vuelta de las fiestas populares es sinónimo de recuperación de puestos de trabajo, al tiempo que ha recalcado el apoyo del Ejecutivo regional al mundo del toro porque precisamente es “una gran fuente de generación de riqueza y de empleo”.

El consejero ha ejemplificado el apoyo del Gobierno andaluz a la tauromaquia recordando medidas puestas en marcha como la flexibilización de las condiciones para la organización y celebración de espectáculos taurinos y la reducción de cargas administrativas; ayudas al sector ganadero de bravo por 4

millones de euros; el impulso al Plan Integral de Fomento del Toro Bravo, o el aumento hasta los 230.000 euros de la inversión a las escuelas taurinas.

“Los políticos y los gestores públicos tenemos que aprender de la valentía que tienen los toreros”, ha afirmado Bendodo, que también ha ensalzado otros principios que imprime la fiesta de los toros como el sacrificio, la constancia, la disciplina o la escucha de los mayores, para concluir que “el mundo del toro es una gran escuela de vida”.