En la muerte de Arturo di Modica

El Toro de Wall Street es todo un símbolo del distrito financiero de Nueva York.

El escultor falleció el sábado 20 de febrero de 2021 a los 80 años en su ciudad natal de Vittoria, Sicilia. Había estado luchando contra el cáncer durante muchos años.

Arturo Di Modica (Vittoria, provincia de Ragusa, Sicilia; 26 de enero de 1941-Ibidem, 19 de febrero de 2021) fue un artista italoestadounidense, notorio por su escultura Charging Bull (también conocida como Toro de Wall Street), que instaló sin permisos frente a la Bolsa de Nueva York en diciembre de 1989.

El Toro de Wall Street es todo un símbolo del distrito financiero de Nueva York, lo que no muchos saben es que no pertenece a la ciudad sino a Di Modica, que en 1989 y tras gastarse 360 000 dólares, dejó el toro, lógicamente con la ayuda de una grúa, frente al edificio de la bolsa en lo que podría calificarse como un acto de vandalismo artístico. Un regalo a los neoyorquinos, según él, que representa a un toro a punto de embestir, símbolo del alza en Wall Street. El Ayuntamiento en un primer momento retiró la escultura de bronce, para más tarde ubicarla en Bowling Green tras la presión popular.

La obra está ahora cedida en depósito del New York City Department of Parks and Recreation; sin embargo en 2004 Di Modica anunció que el toro estaba en venta, con la condición de que el comprador no la moviese de su actual emplazamiento.

En una entrevista con el diario italiano La Repubblica, el escultor había contado la génesis de su proyecto: «Era un período de crisis, la Bolsa de Nueva York había caído de la noche a la mañana en más de un 20%. Con algunos amigos me preguntaba qué podría hacer por mi ciudad. Ciertamente soy de Vittoria, pero he vivido en Nueva York durante más de 40 años. Así que se me ocurrió la idea de esculpir un toro, la imagen de la bolsa de valores en alza: debió haber sido una broma, una provocación. ¡Y sin embargo se ha convertido en algo serio!».

«Me dijeron que después de la Estatua de la Libertad, el ‘Charging Bull’, a un tiro de piedra del templo de las finanzas globales, es el monumento más visitado de Nueva York. Incluso pasó al Empire State Building», se alegró. Y es que, realmente, el Toro de Wall Street es una de las obras más fotografiadas de la ciudad de Nueva York. Y cuenta la leyenda que rascarse la nariz, agarrarse los cuernos o los testículos trae buena suerte.

Di Modica vivía en la ciudad de Nueva York.