Herramientas de usuario

Herramientas del sitio


el_espinar

Diferencias

Muestra las diferencias entre dos versiones de la página.

Enlace a la vista de comparación

Ambos lados, revisión anterior Revisión previa
el_espinar [2020/08/10 14:04]
Editor
el_espinar [2020/08/10 14:07] (actual)
Editor
Línea 7: Línea 7:
 **Sábado 8 de agosto.** Toros de [[Zalduendo]] (terciados, de poca presencia, mansos y deslucidos de principio a fin; noble el primero, manso y rajado el segundo, de más a menos  el tercero, desrazado el cuarto, de escasa fuerza el quinto y rajado el sexto), para [[Paco Ureña]], de grana y oro, (ovación con saludos, oreja y ovación con saludos tras aviso), y para [[Toñete]],​ de frambuesa y oro, (palmas, palmas tras aviso y silencio tras aviso), mano a mano. Lleno en noche veraniega y de agradable temperatura. Al finalizar el paseíllo, se guardó un minuto de silencio en memoria de las víctimas de la pandemia del Covid 19, y posteriormente sonaron los acordes del himno nacional. Antes del comienzo del festejo, se leyó un comunicado por parte de los profesionales taurinos que portaban una pancarta en el que se podía leer: “Los toreros somos cultura, no a la discriminación”. El festejo se celebró cumpliendo las medidas sanitarias exigidas por la autoridad competente, manteniendo la distancia de seguridad de 1,5 metros. Actuó como sobresaliente,​ Enrique Martínez “[[Chapurra]]”. Enrique Ponce fue baja tras resentirse de la cogida sufrida en el Puerto de Santa María (Cádiz). Parte médico de “[[Azuquita]]”:​ “Contusión con hematoma en cara interna del tercio superior del muslo izquierdo. No continúa la lidia. Fdo. Dr. D. Ángel Blanco Bravo”. Parte médico de Enrique Ponce: “Esguince postraumático de muñeca. Tendinopatía postraumática de los tendones extensores de la mano. Fdo. Dr. D. Víctor Villar-Aragón”. **Sábado 8 de agosto.** Toros de [[Zalduendo]] (terciados, de poca presencia, mansos y deslucidos de principio a fin; noble el primero, manso y rajado el segundo, de más a menos  el tercero, desrazado el cuarto, de escasa fuerza el quinto y rajado el sexto), para [[Paco Ureña]], de grana y oro, (ovación con saludos, oreja y ovación con saludos tras aviso), y para [[Toñete]],​ de frambuesa y oro, (palmas, palmas tras aviso y silencio tras aviso), mano a mano. Lleno en noche veraniega y de agradable temperatura. Al finalizar el paseíllo, se guardó un minuto de silencio en memoria de las víctimas de la pandemia del Covid 19, y posteriormente sonaron los acordes del himno nacional. Antes del comienzo del festejo, se leyó un comunicado por parte de los profesionales taurinos que portaban una pancarta en el que se podía leer: “Los toreros somos cultura, no a la discriminación”. El festejo se celebró cumpliendo las medidas sanitarias exigidas por la autoridad competente, manteniendo la distancia de seguridad de 1,5 metros. Actuó como sobresaliente,​ Enrique Martínez “[[Chapurra]]”. Enrique Ponce fue baja tras resentirse de la cogida sufrida en el Puerto de Santa María (Cádiz). Parte médico de “[[Azuquita]]”:​ “Contusión con hematoma en cara interna del tercio superior del muslo izquierdo. No continúa la lidia. Fdo. Dr. D. Ángel Blanco Bravo”. Parte médico de Enrique Ponce: “Esguince postraumático de muñeca. Tendinopatía postraumática de los tendones extensores de la mano. Fdo. Dr. D. Víctor Villar-Aragón”.
  
-**Crónica del festejo: La fe incontenida de Ureña en otra Zalduendada delirante**. //Por Alberto Bautista//. Una emoción contenida se desató cuando los relojes marcaban las ocho y media de la tarde y hacían su aparición en el ruedo del municipio segoviano del Espinar, Paco Ureña y Toñete; el minuto de silencio por las víctimas de la pandemia, y el himno de España hizo el resto. La respuesta del público se notó en la taquilla con un lleno aparente bajo rigurosas medidas de seguridad. Al reclamo del convaleciente Enrique Ponce se avecinó la expectación del momento. Medios gráficos del papel couché, periodistas de programas del corazón. Todos se quedaron a la espera del diestro de Chiva, que pasado el mediodía anunciaba un esguince en la muñeca como excusa para borrarse del mapa en esta temporada tan excepcional y atípica. El parte médico anunció las heridas guerras tras la cogida del jueves en El Puerto de Santa María, aunque no fue creíble que el parte fuese firmado en Úbeda (Jaén), cuando la empresa informó que el valenciano se encontraba junto a su cuadrilla en El Espinar. Ver para creer. Una serpiente de comentarios en las redes sociales se vertieron sobre una supuesta problemática con el empresario Rafael Ayuso a cuenta de los honorarios pactados, hicieron el resto… aunque sin confirmación oficial por parte de la empresa.  ​+**Crónica del festejo: La fe incontenida de Ureña en otra Zalduendada delirante**. //Por Alberto Bautista//. Una emoción contenida se desató cuando los relojes marcaban las ocho y media de la tarde y hacían su aparición en el ruedo del municipio segoviano del Espinar, Paco Ureña y Toñete; el minuto de silencio por las víctimas de la pandemia, y el himno de España hizo el resto. La respuesta del público se notó en la taquilla con un lleno aparente bajo rigurosas medidas de seguridad. Al reclamo del convaleciente ​[[Enrique Ponce]] se avecinó la expectación del momento. Medios gráficos del papel couché, periodistas de programas del corazón. Todos se quedaron a la espera del diestro de Chiva, que pasado el mediodía anunciaba un esguince en la muñeca como excusa para borrarse del mapa en esta temporada tan excepcional y atípica. El parte médico anunció las heridas guerras tras la cogida del jueves en El Puerto de Santa María, aunque no fue creíble que el parte fuese firmado en Úbeda (Jaén), cuando la empresa informó que el valenciano se encontraba junto a su cuadrilla en El Espinar. Ver para creer. Una serpiente de comentarios en las redes sociales se vertieron sobre una supuesta problemática con el empresario Rafael Ayuso a cuenta de los honorarios pactados, hicieron el resto… aunque sin confirmación oficial por parte de la empresa.  ​
  
 Ayuso tiró de corazón con el regreso de los toros a El Espinar. Un esfuerzo dentro de una atípica temporada. Las medidas de seguridad fueron evidentes. El improvisado mano a mano, no tuvo mucho sentido máxime cuando a Javier Cortés que había visto como el Alcalde de Miraflores de la Sierra le suspendía su encerrona a menos de 24 horas de su celebración,​ debió ser de la partida y no lo fue. Ureña y Toñete, frente a frente. Un torero consagrado frente a otro sin condiciones. Les separan dos mundos abismales. La Zalduenda hizo el resto. Una vez más… y es que la vacada extremeña echó otra corrida indigna de pitones sospechosos,​ y animales moribundos, deslucidos y acabados. La antítesis de lo que debe ser un espectáculo. La tauromaquia elevada a su mínima expresión. Un insulto a la fiesta, mas bien… Ayuso tiró de corazón con el regreso de los toros a El Espinar. Un esfuerzo dentro de una atípica temporada. Las medidas de seguridad fueron evidentes. El improvisado mano a mano, no tuvo mucho sentido máxime cuando a Javier Cortés que había visto como el Alcalde de Miraflores de la Sierra le suspendía su encerrona a menos de 24 horas de su celebración,​ debió ser de la partida y no lo fue. Ureña y Toñete, frente a frente. Un torero consagrado frente a otro sin condiciones. Les separan dos mundos abismales. La Zalduenda hizo el resto. Una vez más… y es que la vacada extremeña echó otra corrida indigna de pitones sospechosos,​ y animales moribundos, deslucidos y acabados. La antítesis de lo que debe ser un espectáculo. La tauromaquia elevada a su mínima expresión. Un insulto a la fiesta, mas bien…
el_espinar.txt · Última modificación: 2020/08/10 14:07 por Editor