Herramientas de usuario

Herramientas del sitio


guillena

¡Esta es una revisión vieja del documento!


TOROS EN GUILLENA

Temporada 2022

Domingo, 4 de junio. XXIV Ciclo de Becerradas en Clases Prácticas. 6 reses para 6 alumnos de las Escuelas Taurinas de Andalucía. A las 17:30 horas.

Sábado, 12 de febrero. Toros de Manuel Blázquez, 2º de vuelta y 4º indultado, para Oliva Soto, oreja y dos orejas y rabo, Lama de Góngora, dos orejas y ovación tras petición, y Mario Sotos, oreja y oreja. Que un indulto verbenero no enturbie las buenas labores de Oliva Soto y Lama de Góngora. ABC, 12/02/2022. Por Jesús Bayort. Mañanita de niebla, tardecita de toreo. Desconsiderando a Rafael Guerra ‘Guerrita’, la provincia de Sevilla abrió la veda de su temporada taurina sin sol, calor o moscas; pero con un espectacular ambiente de toros. Una expectación reconfortante, aunque insuficiente. Porque es éste el momento idóneo para recordar que el espectáculo taurino, más que inviable, es una catarata de pérdidas económicas. A escasas horas de que se celebrara la ya clásica soflama política de los premios Goya, donde el sector cinematográfico anualmente reclama dinero a espuertas al Estado, en Guillena se celebró una interesante corrida de toros. Que rebasó los tres cuartos de aforo, con tres toreros entonados y con un público ensimismado en el espectáculo. Pero las cuentas seguramente no cuadraron. Porque es imposible que cuadren con semejantes costes de producción. Por eso ahora, justo ahora, es el momento de decir que el toreo, a diferencia de tantos otros espectáculos culturales, ni está subvencionado ni es rentable -fuera de las grandes ferias-. Pese al drama anterior, la afición sevillana respondió con ilusión a la llamada de dos de los suyos: el camero Alfonso Oliva Soto y el hispalense Lama de Góngora, quienes pisaron la hermosa alfombra de albero que había preparado el joven aficionado local José María ‘El Carrile’, que merece esta mención por su plena dedicación, absolutamente altruista, para conservar reluciente el coso que se erigió sobre el patio de armas de un antiguo castillo musulmán. No le falta un detalle por cuidar, desde la pintura en los chiqueros hasta la limpieza en los tendidos. Podemos decir, con total seguridad, que la plaza guillenera es la que se encuentra en mejor estado de revista de toda la provincia de Sevilla. Entrados en faena, es una lástima que un innecesario e injustificado indulto estropease el resultado triunfal y artístico de la corrida. Porque los toreros estuvieron francamente bien y el encierro, en líneas generales, fue bastante potable para el envite. Pero la moda de indultar un toro en cada corrida se ha ido de madre. Cada pueblo quiere indultar uno, para no ser menos que el vecino. Y da igual que el animal resulte desrazado o que no sea mejor que sus hermanos, la cuestión es indultarlo. Hubiese quedado mejor una estocada en toda la yema y la concesión de los máximos trofeos a Oliva Soto, que estuvo inteligente y torero durante toda la faena. Supo que la distancia y el tiempo no eran buenas aliadas en esta lidia y, sin ofrecerle margen de maniobra, le pulió el vicio de salir distraído ganándole terreno y provocando su arrancada continuada. En el momento clave le enjaretó una dinámica tanda haciendo un giro de ruleta que logró el delirio en los tendidos y, por consiguiente, la petición total de indulto. Paradójicamente, su mejor faena fue la del primero, donde mostró todos sus credenciales gracias a la nobleza y colaboración del abreplaza. Lo lanceó con pasión, acertando durante la faena en la altura justa que subsanara la falta de humillación. Los años de profesión le han aportado madurez y poso al torero calé. El conjunto de sus dos labores invitan a seguir confiando en él. Pese a su escasa trayectoria taurina, Paco Lama de Góngora está cuajado como torero. Rebosó oficio y serenidad durante toda la corrida. Al primero de su lote, bonito de encornadura y redondo de caja, lo toreó bien a la verónica y dejó momentos sublimes con la zurda. Más suelto y acertado que por el lado derecho, Lama potenció la clase suprema del animal. Hubo un par de naturales al ralentí, de exquisito empaque y especial ajuste. Se le notaba más relajado que en los compases iniciales. Tras el pinchazo inicial le ejecutó la suerte suprema con suma despaciosidad, lo que le permitió desorejar a un animal que, sin ser merecedor de ello, se debió indultar antes que a su hermano. En quinto turno se enfrentó al toro más áspero y serio de la corrida. Le consiguió robar muletazos y se comprometió en los terrenos cercanos en el epílogo. Y cerró la terna el manchego Mario Sotos, que regresaba a la provincia de Sevilla tras haber cerrado la campaña 2021 en El Castillo de las Guardas y Lora del Río. Aunque lleva un año escaso como matador de toros, destaca su sobrada técnica con los toros, sorprendiendo el sosiego con el que lidio al imponente sexto de la corrida. Cortó sendas orejas.

Oliva Soto: indulto y buen toreo en la primera del año. El Correo de Andalucía, 12/02/2022. Por Álvaro Rodríguez del Moral. El festejo, organizado como trampolín de oportunidades, iba a servir para alzar el telón de la temporada al sur de Despeñaperros. Hay que reconocer que el público respondió a la llamada y la coqueta placita de Guillena -que ocupa el antiguo patio de armas del castillo almohade de la localidad- ofrecía una magnífico aspecto a la hora del paseo. Se trataba de calibrar estados de forma y sitio, atisbar resurrecciones, vueltas a la palestra. Y hubo mucho que anotar… Al evento no le faltó un homenaje previo a una celebridad local pero tenía que salir el toro… El primero fue un ejemplar basto de percha y pobre de cara al que Oliva lanceó con fibra y gusto. El diestro de Camas no dudó en brindarlo antes de enjaretarle una larga faena trufada de chispazos de calidad que supo enhebrar a la nobleza del animal. Los ayudados finales y la estocada, precedida de un largo sobo, validaron el primer trofeo de la tarde. Pero lo mejor estaba por llegar… El cuarto metió la cara en los capotes pero a la cuadrilla le costó dejar los palos mientras el público perdía su santa paciencia. Y se movió en la muleta, permitiendo que Oliva Soto lo toreara con ritmo creciente, recuperando su mejor ser. La cosa subió de decibelios cuando se echó la muleta a la izquierda sembrando un puñado de excelentes naturales que ligó a una desmayada y aclamada tanda diestra. Era el mejor y más genuino Oliva Soto, definitivamente transfigurado en la cara del toro mientras sonaba 'La Concha Flamenca'. Alfonso siguió derrochando sal y son, ese sentido de la expresión intransferible. Vamos, que le formó un lío al gran toro de Blázquez, guinda de una buena corrida de toros. En ese punto comenzó a oler a indulto mientras Oliva seguía toreando, arreciaba la petición y el presidente ponía cara de póquer sin poder resistirse a sacar el pañuelo naranja. Paco Lama se estiró lanceando a la verónica al segundo al que galleó con mimo comprobando que metía la cara en las telas con franquía. El diestro sevillano aprovechó esa virtud mostrándose tan firme como compuesto en una faena limpia, siempre ligada, dictada en los medios de la plaza, en la que llegó a torear al ralentí sobre la mano izquierda. Fue un trasteo de alto nivel, que exprimió por completo al buen toro de Blázquez y que remató con ceñidos naturales a pies juntos antes de agarrar un pinchazo y la estocada definitiva. Las orejas eran de peso. Le quedaba el quinto, al que pasó con suavidad en el inicio de una faena medida y bien administrada que trató de mitigar los defectos de un enemigo que nunca rompió de verdad hacia delante y se mostró a la defensiva. El tercero en discordia era un torero manchego de reciente alternativa que anda prodigándose por estas corridas periféricas. Mario Sotos, que ésa es su gracia, toreó con algunas intermitencias al tercero, un ejemplar un punto bruto pero que tenía mucho que rascar. Hubo momentos notables mezclados con otros algo más embarullados hasta que el toro dijo basta. Aún tenía que pechar con el sexto, seguramente el mejor presentado del envío, que se movió en el último tercio sin que la entrega del manchego fuera suficiente para apurar todas sus posibilidades. La verdad es que se acabó pasando de rosca… ΦFotografías de Pepe Morán (pincha sobre las fotos para aumentarlas)

Temporada 2021

Viernes, 10 de septiembre. Reses de distintas ganaderías para Alfonso Alonso, ovación, Rafael Camino, oreja, Raul Parra, oreja, Manuel Rueda, dos orejas que brindó al Comandante Paco Dorado, Ignacio García Lasarte, vuelta, Jose Maria Rosado, ovación, y Mariscal Ruiz, dos orejas. Ganador de La Granada de Plata 2021: Mariscal Ruiz.

Domingo, 7 de noviembre. “Labores Ganaderas de Selección de Ganado Bravo”, con Joaquina Ariza “La Algabeña”, con una res de Agustín Lunar, Isaías Vázquez, Manuel Sanz de la Puerta y Francisco José Juan “Berrinche”.

Temporada 2014

Feria de la Virgen de la Granada

Martes, 9 de septiembre. Novillada sin caballos mixta. Erales del Conde de la Maza (bravos y nobles), para el rejoneador Pablo Ramos (oreja); y los novilleros Elio Martín Carmona, que sustituía a Rafael Serna (silencio), Jesús Álvarez (dos orejas, triunfador del festejo), Carlos Corradini (aplausos), Juan Suárez (oreja) y Benito El Crespo (oreja).

Temporada 2009

Viernes 11 de septiembre. Novillada con caballos. Novillos de Marqués de Villalba de los Llanos, para Javier Benjumea, Alejandro Enriquez y Juan Maria Rodríguez.


guillena.1650610500.txt.gz · Última modificación: 2022/04/22 08:55 por paco