Herramientas de usuario

Herramientas del sitio


jerez_090512

TOROS EN JEREZ

<img width="322px" height="181px" src="http://www.andaluciainformacion.es/sistema/fotos/articulos-125901.jpg">

Miércoles 9 de mayo de 2012

Corrida de toros

FICHA TÉCNICA DEL FESTEJO

Ganadería: Toros de Fermín Bohórquez (bien presentados y de buen juego en general, salvo primero y cuarto, que les faltó transmisión. Segundo y tercero, bravos, aplaudidos en el arrastre).

Diestros:

Fermin Bohórquez: Aplausos en los dos.

Hermoso de Mendoza: . Aplauso y dos orejas.

Diego Ventura: . Dos orejas y una oreja

Tiempo: Caluroso.

Entrada: Sin llegar a medio aforo.

Crónicas de la prensa: Diario de Jerez, Viva Huelva, EFE.

<img src="http://videos.grupojoly.com/imagen.php?imagen=//0001099500/0001099697.jpg&an=230"/>

Diario de Jerez

Por Francisco Orgambides. Cuando los toreros se juegan la vida por salvar un caballo

Fue en el tercero de la tarde, dio la impresión de que el caballo de Diego Ventura, “Maletilla” perdió apoyo en el piso al parar al murubeño que topó, y el jinete cayó recibiendo un golpe al caer.

Ventura en el suelo, el caballo suelto y el toro haciendo por “Maletilla” que corría paralelo a tablas. Pero el toreo estaba al quite. Se denosta a la fiesta, se dice que los toreros son unos asesinos, que solamente quieren sangre y que la lidia es una masacre. Pero había que ver cómo todos se jugaban la vida por evitar que el toro, contumaz en pos del caballo en una larga persecución, alcanzara a “Maletilla” y le corneara.

Ahí estaban los toreros: los rejoneadores, los banderilleros y hasta los caballerangos. Todos se tiraron al ruedo para evitar la segura cornada a un caballo. Todos se jugaron la vida, unos con el capote intentando recortar, otros haciendo cites a cuerpo limpio, otros cruzándose en la persecución y hasta hubo un banderillero que coleó al toro. ¡Un toro de salida!, un murube de Fuenterrey recién salido de chiqueros, en toda su pujanza.

Para que luego digan. Tenían que dejarse matar los rejoneadores y sus cuadrillas antes de que el toro corneara al caballo. Esa es la fiesta, donde se juegan el físico sin miramientos. Todo un símbolo. ¡Qué manera de jugarse la vida! Parecían españoles. Cosas de toreros. Cosas que se ven en las plazas de toros. No puede ser tan malo un rito de destreza, esfuerzo y arte que alumbra semejantes proezas.

Y siguió la corrida, como si aquello hubiera sido lo más normal del mundo. Permítanme que yo le de importancia y que cada uno saque el aprovechamiento que pueda de esta lección de torería.

Hubo más lecciones, porque la terna ayer bien que se justificó. Ventura y Hermoso fueron los triunfadores pero Fermín Bohórquez puso toda la carne en el asador pese a contar con un lote plano, que nada transmitía. El bagaje vaquero de Fermín le permitía volver a abrir, colocar y a poner en suerte a sus rajados toros con la maestría del que lo lleva en los genes; tanta destreza y tanta discreta eficacia que nos hace maliciar que la grada no se daba cuenta de la importancia de la brega de Fermín con sus dos rajados toros. Por eso encontró enemigo para brillar con su primero banderilleando y con su segundo rematando la faena. Diego Ventura le puso raza, tras el percance e hizo las cosas muy bien, exponiendo y con valor. A su primero, un toro que sirvió mucho y tuvo plaza, corrió a su oponente de costado por media plaza. Riesgo con temple y emoción con “Nazarí” y braceo y piruetas con “Ordóñez”, pero adobando un embroque muy reunido clavando arriba. El remate de las cortas y la suerte del teléfono ya pusieron la plaza en clamor.

Con su segundo Ventura hizo las cosas aún mejor aunque cobrar una sola oreja porque a mi juicio estuvo muy bien porque a lomos de “Pegaso ” cubrió el pasaje de más relieve de la tarde, con el caballo burlando y encelando al toro cara a cara. Tardó en doblar este cierra plaza quedando el premio en una sola oreja pero de peso. Hermoso tuvo la de cal y la de arena con su lote porque aunque su primero vino a menos –aunque tanto el navarro como Ventura solamente pararon en sus toros con un rejón de castigo– le dio pie a una buena labor y con el segundo, que se rajaba a tablas, cortó las dos orejas.

El hecho de que Hermoso descordara a su primero al matar hizo que se devaluara una labor en la que no faltaron las pautas habituales de su rejoneo: parar el breve espacio, ese encelar al toro de costado quebrando el viaja en los adentros muy cerrado en tablas, y el cite y reunión para parear muy en corto y las piruetas. En su segundo sí que tuvo remate su espléndida y templada labor. Salió a hombros Hermoso con Ventura pero el triunfo fue de todos.

Viva Huelva

Por Luis Rivas. Diego Ventura y Hermoso de Mendoza abren la puerta grande del coso jerezano

El bello espectáculo del rejoneo tuvo ayer todos los ingredientes necesarios para que el público se divirtiera. Hubo torería, toros bravos, emoción, triunfos y hasta la tragedia sobrevoló el ruedo jerezano nada más saltar el primero de Ventura.

El festejo se nos pasó como un soplo. Fue Fermín Bohórquez el que abrió plaza y ha tenido mala suerte, puesto que entró con el peor lote. Su primero, al que le faltó transmisión, recostó magníficamente con la yegua Harán colocando dos rejones en todo lo alto. Ya en el tercio de banderillas clavó con su sello personal. El toreo puro, clásico, lo lució en banderillas, colocando un par a dos manos con Melero, siempre con mucha seguridad y clasicismo. Un rejón hondo dio pie al descabello.

Con el otro, al que recibió en la puerta de chiqueros, lo toreó a la grupa, con su estilo campero. Templó en banderillas con Brasil ante un toro con tendencia a las tablas, algo parado. Dio emoción con unas espectaculares levantadas con el caballo Bohemio. Puso banderillas de las cortas y otra a dos manos soberbias, siempre entrando de frente. El toro tampoco le ayudó y Fermín volvió a hacer un esfuerzo y descabelló pie a tierra.

Apareción Hermoso de Mendoza en su primera corrida española vestido a la rondeña. Sacó de salida a un ágil caballo tordo al que paró admirablemente, clavando un rejón. Después apareció el célebre Chenel, que levantó al público, quebrando en banderillas y clavándole las cortas arriesgando en cada envite. Lástima que se le fueron las orejas al matar de dos pinchazos y descordó con un rejón. No gustó y fue aplaudido, pero el triunfo llegó en el quinto.

Con Disparate, Hermoso trató de encerar al toro en las primeras galopadas. Volvió ya a poner banderillas quebrando de manera magistral a centímetros de los pitones. La actuación fue in crescendo con Icaro, al igual que antes con Chenel levantó al público en banderillas. Un caballo torero que recortaba en las mismas tablas. Llegaron las banderillas cortas y a dos manos, y adornándose en el testuz del animal. La estocada fue fulminante y se llevó las dos orejas.

Lo vivido en el graderío nada más salir de chiqueros el primero de Diego Ventura fue dramático. El toro de Bohórquez, muy bravo, empujó a la grupa y descabalgó al jinete cayendo a los pies de toro y caballo. El animal salió en estampida y el toro le perseguía con saña para cornearlo. El ruedo se llenó de mozos y no había forma de parar al toro, que buscaba al noble animal. Menos mal que Ventura, a cuerpo limpio, le cambió de dirección y los auxiliares trataron de llevárselo a otro terreno para evitar lo que habría sido una tragedia.

Pero Ventura se sobrepuso y obtuvo un triunfo rotundo. Galopó de costado, quebrando, clavando banderillas y dejándose llegar al costado. Dominó al toro y ya con Ordóñez, otro buen caballo, remató un espectacular tercio de banderillas con piruetas en terrenos inverosímiles. Igual hizo con Nazarí. Y para que no faltara de nada con Califa puso las medidas de las cortas ante un toro ya dominado y sometido.

El triunfo fue de clamor, lo mismo que pudo ser con el sexto, donde sacó a otro caballo que hizo verdaderamente las delicias de los aficionados. Se llama Pegaso, galopa de costado como nadie y clavó un par de banderillas saliendo de punta a punta. También colocó rosas a dos manos volcándose en el morrillo. La actuación de Ventura ha sido realmente apoteósica. Parece este hombre tan vocacional y apasionado parece que está empezando.

EFE

Comenzó la Feria Taurina de Jerez con el tradicional festejo de rejones. Con poca gente pero con muchas ganas de agradar en el albero.

Fermín Bohórquez pechó con un mal lote. Sus toros se rajaron pronto y dieron pocas opciones. Bohórquez intentó sobreponerse ante sus toros. Lo más destacado fueron los pares de banderillas a dos manos.

Pablo Hermoso de Mendoza estuvo siempre serio y desplegando ese sentido del rejoneo puro que tanto gusta a los aficionados. Chenel lo bordó a dos pistas, metiéndose por los adentros y clavando siempre al estribo. Con el caballo Dalí vino el toreo más espectacular, con cabriolas tras los embroques. Mató mal a su primero, que lo descordó, y no tuvo premio. En el segundo toro sí mató de un rejonazo que le valieron las dos orejas.

Diego Ventura torea muy bien a caballo, no le hacen falta tantos efectismos ni alaracas. En su primer toro cayó del caballo entre los pitones, afortunadamente sin consecuencias. Siempre estuvo muy templado, llevando la embestida del toro en el estribo y clavando muy reunido. Desplante haciendo el teléfono y rejonazo que le dieron las dos orejas. En su segundo sacó a un tordo llamado Pegaso ofreciendo banderillas espectaculares y toreo de gran calado. Mató a la primera y un descabello. Una oreja.

Imágenes: La cogida de Ventura. Jesús Salido/Viva Huelva/Diego Ventura sale a hombres/Diario de Jerez.


Jerez Temporada 2012.

jerez_090512.txt · Última modificación: 2020/03/26 12:17 (editor externo)