Herramientas de usuario

Herramientas del sitio


Action disabled: revisions
plaza_de_el_puerto_de_santa_maria

PLAZA DE EL PUERTO DE SANTA MARIA

Inauguración: Inaugurada el 5 de junio de 1880 por Gordito y Lagartijo, con reses de Anastasio Martín, hoy Rufino Martín. El primer toro se llamaba Burlador, le puso la primera vara Llavero; el primer par Cuatro Dedos y lo lidió El Gordito.

Edificio: Diseñada por Mariano Carderera y Manuel Pardo con forma de polígono regular de 60 lados, tiene tres pisos con 15.000 asientos (de mampostería, ladrillo y madera). Con capacidad para 12.186 personas

Categoría: 2ª.

Propietario: Ayuntamiento de El Puerto de Santa María.

Fiestas: 19 de marzo; feria de abril; 15 a 17 de mayo; Virgen de los Milagros; 15 de agosto y 12 de octubre.

La primera plaza estable que tuvo la ciudad fue la de Galeras, en el siglo XVIII. Posteriormente se llegaron a construir hasta cinco plazas de madera, y todas ellas fueron pasto de las llamas. Como la del ejido de San Francisco (frente a la calle de Santa Lucía), en donde en 1771 muere el diestro José Cándido: este coso fue reedificado en 1802, en 1813 y en 1842, permaneciendo hasta 1876. Esta plaza se incendia y queda destruida el 10 de julio de 1877 a las cuatro de la tarde. La plaza actual, Plaza Real, de fábrica, fue construida en 1880 gracias al impulso de una sociedad de grandes afcionados, presidida por Tomás Osborne Böhl de Faber.

Primera corrida a plaza partida: Fue el 12 de julio de 1835. En esa ocasión se lidiaron 10 toros, los 4 primeros a plaza entera y el resto a plaza dividida. Las ganaderías fueron 4 toros de la Señora Vda. de Gaspar Montero y 6 de José María Albareda, ambos vecinos del Puerto. De este encierro a plaza partida, dieron cuenta los toreros Juan Hidalgo de San Fernando y Luis Rodríguez de Sevilla, como medio espada actuó el torero gaditano José Díaz “Mosquita” y de sobresaliente el portuense Francisco Benítez Sayol, “Panadero”. Todos actuaron acompañados de sus cuadrillas de banderilleros y picadores, siendo estos últimos, los afamados Cristóbal Marchante, de Medina Sidonia y los Portuenses Erasmo Olvera y Carlos Puerto. La corrida dio comienzo a las cuatro y media de la tarde para que desde dos horas antes entraran en la plaza los aficionados que pagaron sus localidades de sombra a 10 reales y a 5 los del sol.

Un indulto famoso: El 26 de julio de 1871 se lidia el toro “Cantarero”, de la ganadería de Vicente Romero, de Jerez de la Frontera y se le perdona la vida. Demostró gran bravura y poder, aguantando 32 varas, en la que ocasionó 20 caídas de los montados, mató 9 caballos e hirió a 11.

Descripción del libro Plaza Real, de Manuel Martínez Alfonso:

“Forma la planta un polígono regular de sesenta lados con un diámetro de 99,80 metros, ocupando esta superficie una galería exterior de 3,80 metros de ancho; otra segunda galería de igual dimensión, en que están emplazados los palcos y gradas cubiertas, y otra tercera zona, en las que están colocadas las dieciséis filas de graderías que constituye los tendidos; la superficie interior restante está empleada en el redondel o arena, de 60 metros de diámetro, y el callejón de barrera, de dos metros de anchura.

En su elevación consta el edificio de tres pisos, destinados: el primero, a los asientos de tendidos; el segundo, al palco presidencial, palcos particulares y gradas cubiertas, el tercero, un palco regio, palcos particulares y gradas cubierta. Hacia la parte del sur tiene un pabellón saliente, semejante al de la plaza de Madrid, de 15 metros de longitud y 5,15 de resalto, en cuyo centro se halla situada la puerta principal, que da acceso al departamento del conserje, guardaarnés, almacenes y escaleras que se dirigen a los palcos regios, del Ayuntamiento y particulares: el número de pisos de este pabellón es el mismo que el del resto del edificio, y el principal y segundo están situados los salones de Consejo de la compañía; y otro de descanso para las autoridades, todos con admirables vistas a la preciosa campiña y el mar. En dirección al Oeste, y adosado al edificio están los corrales para el ganado, de 27 metros de longitud y 7 de altitud, que comunican por tres grandes puertas con la sala de apartado que da paso a las doce jaulas de 2,50 metros por 1,80 metros de ancho, formando cada seis un departamento con puertas independientes al coso.

Sobre estos toriles está emplazado un palco para la diputación de fiestas, ganaderos y servicios de plaza: flanquean este departamento dos grandes puertas, que conducen: la de la izquierda, a la sala de diestros, capilla y enfermería, y la de la derecha comunica con las cuadras, capaces para 40 caballos; todo esto, acondicionado de tal modo, que las comunicaciones se hacen con perfecta regularidad, tanto por fuera como por dentro de dichas dependencias. Se cuentan quince puertas de salida, de cuatro metros de ancho cada una, y son: la puerta principal, cuatro generales de entrada, y diez que corresponde a otros tantos vomitorios o escotillones, que dan ingreso a los tendidos.

Corre por debajo de la bóveda una amplia galería de tránsito, con los correspondientes jardines y urinarios, y contiene además la planta baja once locales para bodegas o almacenes, de 140 metros cuadrados cada uno, sin comunicación interior a la plaza. El edificio resulta cimentado sobre tres coronas poligonales, combinadas con muros en sentido de los radios del circo, sobre los cuales descansan bóvedas de cañón en las dos galerías exteriores, enlazadas con otras cónicas en rampa, que terminan en un arco por tranquil, dando lugar estas dos últimas construcciones al emplazamiento de los tendidos que son de piedra palomera.

Sobre la cimentación exterior se halla colocado en fachada un zócalo de piedra, de la sierra de San Cristóbal, de 1,20 metros de elevación, y desde esta altura hasta su coronación aparece el muro construido de fábrica de ladrillos, prensado en limpio, decorado por medios de resaltos del mismo material en pilastrones, arcos impostas y multitud de alicatados, que con un friso de azulejos y antepechos de brillantes colores, con atributos del toreo y las armas de la ciudad, constituye el adorno de dicha fachada, en la que hay practicados, para iluminar y ventilar las galerías, 360 huecos de medio punto, que dan a la plaza una perspectiva ligera y variada.

Los muros interiores están construidos de mampostería, con piedra sillera en los ángulos, jambas y cerramientos, y reforzados con pilares de ladrillos; el arco interior de la plaza resulta formado por 122 columnas de hierro fundido, distribuidas en los dos pisos y enlazadas entre sí por vigas armadas de hierro de T con los adornos de fundición; y aunque no obedece a un orden arquitectónico fijo, su ornamentación es el resultado de sus materiales, que constituyen un todo armónico, modelo de esbeltez y elegancia. La capacidad de la plaza es de 12.186 personas, ocupando cada una medio metro”.

Nuevo escudo de la Plaza Real, estrenará en la celebración del 140 aniversario del coso la tarde del 6 de agosto de 2020.

plaza_de_el_puerto_de_santa_maria.txt · Última modificación: 2020/08/07 09:54 por Editor