Herramientas de usuario

Herramientas del sitio


puerta_de_arrastre

¡Esta es una revisión vieja del documento!


Santiago Sánchez Traver: Puerta de Arrastre

Puerta de Arrastre Temporada 2022

Feria 2022

Escribano muy sobrado pudo con una mala miurada

//08/05/22//

El riesgo era alto, altísimo, los antecedentes como el de Espartaco nada buenos. Pero si algún torero del escalafón podía salir airoso de él, ese era el valiente torero de Gerena, Manuel Escribano. La miurada salió mala, muy mala, y aunque algunos pensaban que por pocos kilos no era un encierro miureño, la verdad es que a todos los toros le cabían cien kilos más. Y además conviene recordar que no hay que confundir trapío con kilos. Tan sólo se salvó el quinto, que se dejó hacer una faena, a base de exponer el torero, corta pero emocionante seguida de estoconazo que le valió una oreja y una fuerte petición de la segunda que el mismo presidente le habría concedido hace una semana. A Escribano no se le podía pedir más: banderilleó los seis, recibió a portagayola, con su proverbial técnica en este lance, a 2º, 4º y 6º, lidió a los seis eficazmente, siempre exponiendo y buscando hasta el último pase que tuvieran. Y, sobre todo, se le vio sobrado, con una condición física fuera de la normal para afrontar esta gesta. Vamos, como si estuviera una tarde de tentadero en “Zahariche”, finca que visita con mucha frecuencia. Notable alto para el de Gerena en un examen muy complicado, de los más difíciles a los que puede someterse un torero. Y además casi llenó la plaza y nos tuvo en vilo casi tres horas.

Una faena distinta de Morante a un sobrero

//07/05/22//

Fracaso de los toros de Torrestrella, vaya por delante. Sin fuerza, sin brío en la muleta y sólo El Juli, con su prodigiosa técnica logró hacer una faena imposible, que no tenía, al burraquito 3º. Si no llegan a devolver el 4º y salir el sobrero de Garcigrande nos llevamos un disgusto. El toro fue bueno, con ritmo, fijeza y codicia en la muleta y Morante le enjaretó una faena, jaleada de principio a fin, al ritmo difícil que imponía la res. Magistral en sus tandas nada fáciles de templar y rematar, y el público, arrebatado, le consiguió las dos orejas. La espada estaba caída claramente, lo que debía haber impedido el doble premio, pero no fue óbice ante el entusiasmo general. El toricantano está verde, muy verde. Padilla además de cambiarle su estilo -lo ha hecho tremendista- ha adelantado en exceso su doctorado y en una plaza de tanto compromiso. Casi lo único que vimos de él fue lo que dijo un paisano: “si te apodera Padilla, vas a torear de rodillas”. Y así fue, con capote y muleta.

Lo mejor. La faena de Morante. Tras la estocada caída, el aviso y el descabello, el torero se arrimó, toreó y desorejó al 4º de la tarde. El de La Puebla puso de acuerdo a todo el mundo.

Puertas del Príncipe y otras comparaciones

//06/05/22//

Los de Núñez del Cuvillo, que estuvieron excelentemente presentados, todo sea dicho, no funcionaron, salvo el 2º que lo aprovechó Roca Rey para con una faena importante, plena de convicción, temple y variedad, cortar las dos orejas aunque fuera con una media estocada. Los demás, ná de ná, se paraban al cuarto pase o se rajaban descaradamente, como el 4º al que Morante sacó tandas de lujo pero allá donde quiso el toro permitírselas una vez se fue a las tablas. Tuvo el peor lote Juan Ortega, y no tuvo ocasión siquiera de lucirse con el capote. Y después vino la discusión y las comparaciones con las orejas y las puertas grandes…No sirve comparar, porque entonces está claro que la faena de Morante fue mejor que otras más premiadas. Y la tarde de Roca fue mejor que otras premiadas con Puertas del Príncipe. Pero que se recupere la cordura un día no está nada mal, aunque la hayamos perdido antes toda la Feria.

Flojos y sosos toros de Matilla para una tarde más

//05/05/22//

Los toros de Matilla, los llamarán así siempre por mucho que cambien los herederos la nomeclatura oficial, no sirvieron. Flojos en general, muy sosos de embestida, yendo a menos, alguno peligroso y noble el cierraplaza. El año pasado triunfaron en la Maestranza, pero no debe ser regla general en esta ganadería y este año se han comportado como casi siempre. Los toreros hicieron lo que pudieron: Urdiales dejó sus detalles con el capote y la muleta, sin emplearse muy a fondo, Cayetano estuvo bien con el segundo y dejó una de las estocadas de la Feria, pero no le sirvió para cortar oreja, como tampoco le sirvió a Ureña su faena al 6º. Por similares tareas se han cortado en esta Feria, pero los numerosos regalos que ha habido han impedido que hoy -por vergüenza torera del presidente- siguiera la racha. Ahora viene lo mejor: mañana y pasado “no hay billetes” asegurado y algunos apostantes dicen que puede haber un rabo esperando a Morante. No me extrañaría.

Otra Puerta del Príncipe excesiva

//04/05/22//

Decíamos ayer…pero esta vez de verdad, fue ayer mismo. Que las Puerta del Príncipe no puede ser tan barata y que las orejas en la Maestranza no se pueden regalar. Pues nada, seguimos con los regalos: El Juli, este “nuevo” Juli que ha venido a Sevilla a torear con naturalidad y temple, estuvo otra vez muy bien, pero no para salir por la puerta de la gloria, después de pinchar a su segundo toro ni hacer nada con el capote. Ha salido muchas veces y es una más, pero devaluar este máximo premio no nos lleva a nada bueno con la seriedad que debe tener esta plaza. Su orejita y la segunda del primero de la tarde fueron iguales que la de Manzanares, que habíah estado mejor con el 2º al que, incomprensiblemente en su caso, pinchó repetidas veces. Pablo Aguado lidió con la más fea, dos mansitos y rajaditos -lo digo por lo de la poca fuerza en general que tuvo la de Garcigrande- que apenas le dejaron lucirse con el capote y en una de sus tandas verticales. En fin que como esto siga así, con el público tan de pueblo y orejero, la cosa no tiene más que dos soluciones: o se cambia al público -que es el que paga- o se cambia a la autoridad, o sea a los presidentes, porque las orejas se están dando, además de muy baratas, con peticiones minoritarias. No hay excusas.

Otra juanpedrada infame y dos orejitas

//03/05/22//

Parece que escoge los encierros queriendo: los cuatro juanpedros que abrieron el cartel fueron toros infames: sin casta, sin raza, sin alma en definitiva, con lo que los toreros, sin peligro, eso sí, pueden andar por allí sin la posibilidad de emocionar a nadie. Los dos de Parladé sí tuvieron movilidad, genio y transmisión, pero parece que esta es la rama que no le gusta al ganadero. Así las cosas, y entre rayos y truenos, Daniel Luque estuvo muy bien, muy por encima de los dos mulos que le tocaron en “suerte”, o sea mala suerte. Decidido a gustar, con arrimones toreros, pero no se llevó ningún trofeo, porque la petición no fue mayoritaria. Aunque en los dos últimos tampoco la hubo ni la merecieron y un presidente complaciente decidió bajar el listón por su cuenta. No es que estuvieran mal Lorenzo y Ginés, es que para cortar una oreja en Sevilla hay que estar mejor. A no ser que Sevilla -repito lo de ayer- sea una plaza de pueblo. O mejor, que el público de la plaza de Sevilla sea de plaza de pueblo

La moda de la Puerta del Príncipe

//02/05/22//

Parece que se ha puesto de moda lo de salir por la Puerta del Príncipe, como lo de los indultos. Vaya por delante que el chaval Tomás Rufo estuvo muy bien con sus dos toros, pero aunque se haya llevado una voltereta gorda, si no lo mata no debe obtener máximos trofeos. Por cierto, yo sólo ví asomar un pañuelo, no sé si fueron a la vez…La tormenta nos presentó una tarde compleja, los toros de Victoriano la arreglaron. Por cierto, no sé porqué se ovacionó al último, rajadísimo, al que tuvo que contener como pudo Rufo en su muleta. Pero si los toros son del pueblo y la Maestranza tiene que ser una plaza de pueblo, que lo sea. La voluntad y el esfuerzo, algo incomprendido, los puso Roca Rey. Y lo mejor de la tarde lo hizo El Juli en el 4º, sensacional su faena, plena de verticalidad, temple y naturalidad, como nunca se le vio en el coso del Baratillo. Esa fue la oreja importante del festejo.

Sopor, tedio y emoción en la misma tarde

//30/04/22//

Los toros son así, y benditos que sean así, si no no tendrían el menor interés. Los cuatro primeros victorinos - incluido el 1º, de padre “Cobradiezmos”- fueron cuatro marmolillos: remisos a entrar al caballo hasta un estremo exasperante, parados, dejando medios pases que no sirven para lucilos. Y en estas salió el quinto, un toro bravo en el caballo y que después desplegó una embestida templada y noble para que Ferrera hiciera con él lo que quisiera. Y lo hizo, una faena en los medios, llevándolo embebido en la muleta, . No nos gusta la forma de matar desde el córner de la plaza, juega con mucha ventaja, las cosas son al volapié o recibiendo…pero él insite en lo suyo. Tampoco nos gustó lo de sacar a Joaquín al ruedo -hay tres expedientes para los dos en marcha- pero en fín cortó la oreja tras pinchar, la otra no tenía sentido ni justificación. Y el sexto, el de embestida más larga. hirió a Perera que aguantó como un tío y mereció mejor premio.

La tarde se salvó en el cierre

//29/04/22//

Si es que puede decirse que la tarde se salvó, esto se produjo en el cierre. Y, sobre todo, porque la gente estaba loca porque pasara algo después de dos horas de tedio, aburrimiento y toros sin casta ni fuerza. Así fueron los de Jandilla, aunque el abreplaza de Vegahermosa le dejó a Morante hacer una faena deslavazada pero con algunos detalles por lo que hasta le pidieron la oreja. Después, nada: toros sin fuerza, sosos de embestida, sin casta, que se acababan antes de empezar la faena de muleta y a los que sólo se le podían administrar dos pinchacitos o picotazos leves para que la cosa no fuera a peor. Manzanares quiso en el 3º y Urdiales en el 5º, pero sin materia prima no salía nada. Y el cierraplaza, un toro codicioso en la muleta, pero que acabó en chiqueros después de recorrer la plaza entera, sí que le sirvió a Manzanares para hacer su faena, templando la embestida de la res pero algo despegado y al menos cortó la oreja. En el fondo, decepción en una tarde en que no cabía un alfiler en la plaza. Mañana, más.

Puerta del Príncipe para un gran torero

//28/04/22//

Como en esto no hay quinielas no puedo decir que yo lo había pronosticado, pero sí que tenía claro que si había un torero que triunfaba seguro en esta Feria era el diestro de Gerena, porque es el que atraviesa el mejor momento de todo el escalafón desde hace mucho tiempo. Aunque aquí no lo hayan querido ver -lo digo por lo de la entrada, media plaza escasa- y no lo hayan tenido que enseñar los franceses. El encierro del añorado Pepe Moya también contaba con buen pronóstico y no decepcionó. Bravos en el caballo, y en la muerte, nobles la mayoría, alguno sosito, y otros con dificultades. Pero dificultades salvables, con técnica, oficio, valor y ganas, que son las que dan el triunfo. Y eso es lo que hizo Daniel Luque, salir a a por el segundo con decisión y jugársela como un tío tras la tremenda voltereta. Y salir de la enfermería para dominar aun incierto 6º con su poderoso toreo para cerrar en filigranas y estoconazo. De Fandi no voy a decir nada, otro año más de lo mismo -el que da lo que tiene…-. Y Perera enjaretó una templada faena derechista -ese pitón era de carretón- al tercero para cortar una justa oreja. Ah, y que no me discutan lo de la Puerta del Príncipe, que, si no, empiezo a sacar comparativas. Y la Feria que no es que vaya bien, es que va como un tiro, y cada día nos lo pasamos mejor.

Un bravo encierro con una pobre entrada

//27/04/22//

El encierro de Santi Domecq no decepcionó otra vez, sobraron los dos primeros, el sobrero y el 2º del orden de lidia. Y nos quedó por ver el primero, que tenía un pinta muy buena, que estropearon para su matador los de la cuadrilla al estrellarlo en los tres burladeros sucesivamente. Con estos mimbres el que tuvo menos opciones fue el peruano Galdós, voluntarioso aunque pudo sacar más agua del pozo del quinto. El tercero, toro de premio de Feria, bravo, incansable en la muleta, con embestida de dulce, le tocó en suerte -nunca mejor dicho- a Alfonso Cadaval, poco placeado pero que atinó a hacer una faena justa, con detalles de gusto, para cortarle una oreja, pero sin exprimirlo algunas tandas más para obtener mayor premio. El 4º, bravo pero más enrazado, con más picante y nervio, le correspondió al más experimentado Garrido, que supo dominar la embestida y apurarlo al máximo hasta dejar pinceladas de desmayo en la tanda de remate. La corrida, por tanto, interesante, como buen comienzo para esta Feria que ya no parará hasta la encerrona de los Miura. Pero la entrada fue muy decepcionante, el abono y poco más, que hace pensar qué es lo que busca el público actual de los toros, si sólo nombres y figuras.

Una oportunidad aprovechada

//24/04/22//

La corrida de este domingo, primera del ciclo ferial, es de las que se llaman Corrida de la Oportunidad. Seis buenos toreros locales que se habían quedado fuera por mor de los entresijos empresariales, “tú me pones a éste y yo te pongo al tuyo”, o simplemente exigencias de las figuras “por delante me pones uno que no moleste y por detrás a fulanito”. El caso es que la empresa resolvió, con acierto, montar esta corrida en lugar de una novillada preferia, como estaba previsto. Y la iniciativa ha sido un éxito: los toros de una presentación irreprochable, nada que ver con los juanpedros de la apertura, con presencia y pitones, y unos se dejaban más y otros menos, pero allí había interés y nadie se aburría. Y los toreros estuvieron bien todos, los que cortaron oreja, Oliva y Jiménez, y los que no, cada uno en su estilo dejaron muestra de su capacidad y su oficio. O sea, que la experiencia ha valido y debe repetirse y, desde luego, dar alguna oportunidad mejor a los que se lo han ganado. Ahora, a partir del miércoles, viene lo bueno y estaremos aquí, junto a la puerta de arrastre, para contárselo.

La primera (juan)pedrada en la frente

//17/04/22//

Era el día soñado, tres años después de la última Corrida de Pascua, el cartel más deseado, tres toreros sevillanos de arte, la tarde magnífica y la plaza preciosa como siempre, plena de expectación para alegría de la afición y la reventa. Y falló el impresentable encierro de Juan Pedro, sin fuerza los seis, dos devueltos, ni casta alguna ni bravura, andaban, que no embestían, por el albero como muertos en vida. Si le salen así las dos que quedan en Lo Álvaro, debería castigarse a este hierro, al menos, una década sin venir…otros, por menos, llevan cincuenta años sin pisar la Maestranza. Y como dice el aserto taurino la tarde de expectación fue de decepción. Sobre todo porque desde hace más de setenta años - desde, tal vez los tiempos de Pepe Luis, Pepín Martín Vázquez y Manolo González- no se daba esta conjunción de tres toreros sevillanos de arte en el mismo cartel. Como el cartel de los tres se está anunciando en muchas plazas, algún día se conjuntarán los astros para una tarde grande. Nos queda la esperanza de que alguna vez sea en la Maestranza.

puerta_de_arrastre.1653034294.txt.gz · Última modificación: 2022/05/20 10:11 por Editor