Herramientas de usuario

Herramientas del sitio


toros_en_china

Toros en China

La cultura taurina junto a la tradición española constituyen los dos principales alicientes por los que los festejos taurinos son tan atractivos a los ojos de la población china. El término Xībānyá, España, está en la actualidad íntimamente relacionado con la figura del torero y el toro. Según muestra la encuesta encargada por la Administración española a la empresa TNS en 2008, la primera elaborada con este fin a partir de entrevistas directas y hecha pública en el Instituto Cervantes de Pekín, casi nueve de cada diez chinos consultados y que declararon tener ciertos conocimientos sobre nuestro país mencionaron los “toros” como el elemento que mejor define a España.

Históricamente, es de destacar el interés por la tauromaquia mostrado por la primera embajada china en España. El diplomático Li Shuchang ya tenía experiencia en otros destinos europeos como Gran Bretaña y Francia cuando llegó a Madrid en 1880. Pero la española fue la primera embajada de la historia diplomática china pensada de manera permanente, debido a la vecindad de China con la entonces española Filipinas. Por ese motivo se consideró su misión como “de largo término” no solo para resolver problemas concretos. Shuchang asistió a los toros, corrida que narra con toda profusión de detalles, y otro de sus representantes diplomáticos, Hong Xun, señaló en su obra El diario de un viaje a España (1887) que “los españoles son valientes y rudos (…) Tienen descendencia con abundacia (…) Son capaces de viajar a grandes distancias y no les amedrenta el cansancio (…) Les gustan los toros y al Gobierno le sería imposible prohibirlos”.

Aunque sin constancia exacta, se tienen noticias de la celebración de alguna corrida de toros en China en los primeros años del siglo XX. Concretamente en Shanghái, donde en aquellos años un pequeño grupo de emprendedores españoles dominaban buena parte del sector del ocio en la ciudad: el empresario cinematográfico de Alhama de Granada Ramos Espejos, el madrileño Lafuente, propietario del Gran Hotel de Shanghái o el millonario judío sefardí Albert Cohen, propietario de casi todas las rickshaws de la ciudad. Hubo un casino español, diferentes restaurantes españoles como el Sevilla, en muchas salas de baile se escuchaba el pasodoble y, tal como indica el profesor de la Universidad de Fudán (Shanghái), Rafael Martín Rodríguez, en su libro Descubriendo al dragón, historia de las relaciones entre España y China (Catarata, 2020), “incluso se llegó en cierta ocasión a celebrar una corrida de toros”.

El mismo autor menciona un artículo publicado en 1927 en el periódico chino publicado en inglés North China Daily News en el que los reporteros que visitan el barco de guerra Blas de Lezo con motivo de su llegada al puerto de Shanghái se muestran contrariados de que no esten permitidas las corridas de toros a bordo.

Este relato no estaría completo, prosigue el profesor español citado anteriormente, sin mencionar a Vicente Hong, un chino oriundo de la provincia de Cantón que en 1930 llegó a españa dispuesto a triunfar como torero en los ruedos.

Primer festejo taurino en China

El 23 de octubre de 2004 por primera vez se celebra un festejo taurino en China. Fue en la ciudad de Shanghai ante 10.000 espectadores que llenaban las tres cuartas partes del Estadio de Atletismo. Actuaron los diestros José Ignacio Ramos, Guillermo Albán e Iván García, que lidiaron toros de la ganadería mexicana de La Soledad. El primer toro se llamaba “Emperador”. Se hicieron todas las suertes del toreo, menos estoquear a la res. El festejo fue retransmitido por televisión y se dividió en dos días. Organizó: Tianzhisheng Consulting Co. y Gabriel de la Casa. El Doctor Crespo Neches ejerció como cirujano. Se ha intentado en otras ciudades después pero sin éxito.


Toros en Chongqing

Carteles anunciados en noviembre de 2006 que no llegaron a celebrarse

Lunes, 1 de enero de 2007. Toros de Reyes Huerta, para Víctor Puerto, Iván Vicente, Iván García y Juan Diego.

Martes, 2 de enero de 2007. Toros de Reyes Huerta, para Víctor Puerto, Iván Vicente, Iván García y Juan Diego.

Empresario: Enrique Martín Arranz, que contó con la colaboración de Joaquín Ramos quien se mostró cauto a la hora de dar la noticia por confirmada, puesto que “los astados de Reyes Huerta aún no han viajado a China, y se han de salvar ciertos escollos con el ganado para que el evento finalmente tenga lugar. Existe el proyecto y en este momento se está procediendo a cumplir con todos los trámites burocráticos para que la corrida tenga lugar”. Ramos ya intentó dar otra corrida en tierras china la pasada temporada, pero las reses no pasaron los trámites necesarios y finalmente hubo de ser suspendido.



OTRAS NOTICIAS

Más de 13 millones de chinos ven toros por televisión. EFE, 30/09/2006. Cualquier español que planee viajar a China debe aprender, al menos, dos palabras, que le ayudarán a descubrir que los lugareños están intentando ser amistosos: “¿Xibanya?… ¡Douniu!” o, para entendernos mejor, “¿España?… ¡Toros!”. Una afirmación que, con suerte, puede completarse, con el fútbol y Raúl, el personaje español más conocido a pie de calle. Sorprende que sepan de la fiesta española por excelencia. ¿Acaso los chinos ven los toros por la tele? Pues sí, desde hace tiempo, y cuentan con una audiencia fija.

“Nosotros empezamos a emitir corridas de toros en 2000”, explica Zhao Dong, realizador de la Televisión de Tianjin (noreste), la primera en incluir esta programación en su parrilla. “Empezamos con un programa de entretenimiento y después se convirtió en algo fijo, de una hora, que emitimos los lunes por la noche”.

Las corridas son siempre españolas y se transmiten con entre dos y tres meses de retraso, algo común con el resto de cadenas que ofrecen toros: la Televisión de Pekín BTV6 y los canales de las provincias de Sichuan (suroeste), Jiangxi y Cantón (sureste). “El programa no se ofrece todo el año. Nuestra temporada va de agosto a febrero”, señala Zhao.

La audiencia de las corridas ronda el 1 por ciento, un resultado medio para China (con cientos de canales, las telenovelas de más éxito consiguen audiencias del 15 por ciento), sí se considera que las corridas cuentan con un público fiel. Teniendo en cuenta que la población china es de unos 1.320 millones de personas, son unos 13.200.000 espectadores los que cada semana se acercan a la Fiesta. Yan reconoce que, uno de sus próximos proyectos, en el que está trabajando, será realizar un documental sobre las escuelas taurinas.

————–

La fiesta de los toros llega a China. El País, 24/10/2004. El 23 de octubre de 2004 pasará a la historia del toreo como el día en que se celebró por primera vez una corrida en China. Ayer, bajo un cielo azul, la cosmopolita Shanghai se vistió el traje de luces y llevó a cabo el primer festejo taurino de la historia del Imperio del Centro. Eso sí, con peculiaridades chinas, puesto que a última hora fue suprimida de la lidia la muerte de los animales ante los espectadores. “Nuestro objetivo es mostrar a los ciudadanos chinos esta belleza de la cultura española. En Shanghai hemos vivido este arte desde hace más de 100 años, en la música, en la pintura, en la ópera, pero nunca ha habido la oportunidad de presenciarlo en vivo, y era hora”, afirma Zhu Weifeng, director de la empresa organizadora.

A las tres de la tarde, al son del pasadoble, iniciaron el paseíllo el burgalés José Ignacio Ramos, el madrileño Iván García y el ecuatoriano Guillermo Albán. Matadores, banderilleros, picadores, monosabios. En los tendidos del coso, construido en un estadio, un público expectante entregó una tímida ovación. Minutos después, Embajador, un morlaco negro de la ganadería mexicana La Soledad, irrumpió furioso en el ruedo.

La primera de las tres reses que se torearon correspondió a Ramos. Después fue el turno de Albán, y finalmente, el de García. Los espadas recorrieron los tres tercios del toreo ante la mirada curiosa de unas 6.000 o 7.000 personas, para un aforo de 10.000. Pero lo que logró animar al circunspecto público fueron la suerte de varas y la actuación de los banderilleros, que provocaron la agitación de pañuelos en los tendidos. Las telas blancas eran vendidas a la entrada por 10 yuanes (un euro). La labor de los picadores provocó sustos, ya que los caballos son más ligeros que los habituales, y los toros los levantaron con facilidad.

Los astados han sido enviados por avión desde México. Las autoridades se negaron a que procedieran de España, ya que forma parte de la lista china de países afectados por el mal de las vacas locas. “Su transporte ha sido una de las partes más difíciles de la organización”, explica Gabriel de la Casa, ex matador y empresario taurino, responsable de la parte técnica. El precio de las entradas osciló entre 180 y 2.800 yuanes (de 17 a 268 euros). Según Zhu, el presupuesto del evento ha sido de 15 millones de yuanes (1,4 millones de euros).

Cuando llegó la hora de matar, los espadas simularon la suerte suprema clavando una banderilla blanca, y los toros fueron devueltos a corrales, donde, tras finalizar el festejo, fueron sacrificados. Mientras algunos espectadores abandonaron su localidad a media corrida, asegurando que ya habían tenido bastante, otros se mostraron entusiasmados. “Es apasionante, mucho mejor que en televisión. Pero me hubiera gustado que ejecutasen la faena hasta el final”, dice Wang Yueyue, una joven de 21 años. “Los movimientos son muy bonitos, aunque los toros dan un poco de lástima”, añade Yang Jun, de 35, profesor universitario.


Shanghai vive con éxito su segunda tarde de toros. ABC, 25/10/2004. Los clarines anunciaron la segunda tarde de toros en Shanghai. La nueva afición china esperaba expectante en los tendidos el paseíllo de los toreros. Nada más romper, las cámaras apuntaron a los diestros, engalanados con ternos que destellaban luz y colorido. José Ignacio Ramos, de mercurio y oro; Guillermo Albán, de caña, e Iván García, de grana, se habían atado fuerte los machos en el hotel Galaxy. «El objetivo era que todos difrutásemos al máximo», manifestó Ramos. Meta alcanzada: otra vez descerrajaron la puerta grande.

El protagonista de los pasajes más jaleados fue Albán, con el toro más potable de La Soledad. Los graderíos estallaron de júbilo cuando se plantó de hinojos en un alarde de valor. «Aunque aplaudieron unos naturales de buen tono, lo que más les agrada es aquello que lleva el sello de espectacular y entraña mayor riesgo. Y no nos engañemos: esto ocurre en numerosas plazas de España y América», señaló el espada ecuatoriano. Los quites vistosos, la suerte de varas, los tercios de banderillas y los desplantes provocaban el delirio. Los pañuelos blancos se agitaban entonces y se dejaban oír los oles.

Gabriel de la Casa, alma de estos festejos, comentó que el momento más emocionante «se produjo cuando el segundo derribó al picador Anderson Murillo». Aunque algún chino esbozó una sonrisa, la mayoría percibió el peligro con gritos de «¡oh!» y «¡ay!». El organizador hizo un balance positivo: «En conjunto, ha existido una gran conexión entre los espectadores y lo acontecido en el ruedo. La entrada de la Fiesta en China ha sido un hito, pese a que no se hayan matado los toros. Ayer acudieron otra vez alrededor de 10.000 personas y, si no había más, era por el elevado precio de las entradas -de 20 a 270 euros-. Además, ya se han interesado por las corridas hasta en la capital, Pekín».


China se viste luces. ABC, 20/10/2004. Nunca la Fiesta llegó tan lejos. Los toreros parten rumbo a su cita del sábado en Shanghai. Su meta: triunfar y labrar un futuro taurino en el país más populoso del mundo. Se consideran los embajadores de la Fiesta en el Imperio Celeste. La expectación es máxima

China se enfundará el traje de luces el próximo sábado. Después de varios intentos, por fin los toros llegan al Imperio Celeste. A las tres en punto de la tarde (hora local) sonarán los clarines. Sólo queda rematar algunos flecos. Los picadores «prueban» la cuadra de caballos -de menor peso que los españoles-; la banda de música shangainesa ensaya con las partituras de distintos pasodobles, desde «Domingo Ortega» a «Marcial»; carteles publicitarios anuncian «la venida de la Fiesta de España»; los matadores afilaban ayer sus espadas y esta mañana partían rumbo a la llamada Tierra de Dragones; los subalternos guardaban sus mejores capotes de brega en los esportones. «Hemos cuidado hasta el más mínimo detalle, pese a que exista alguna carencia en la infraestructura del «coso», por tratarse de un estadio deportivo», señala el organizador, Gabriel de la Casa. No faltarán ni los monosabios. Será una corrida a la usanza española.

José Ignacio Ramos, Guillermo Albán e Iván García ya tienen listos los ternos. Nazareno y oro y verde botella y oro los dos últimos. El primero ha guardado dos en la maleta: uno berenjena y otro caña y oro. «Ya se sabe cómo somos los toreros, hasta cinco minutos antes de vestirnos no decidimos cuál ponernos». El estado de ánimo, el grado de superstición, todo influye. Ramos, que abrirá cartel, se muestra ilusionado y responsabilizado a la vez. «Estoquearé el primer toro; voy a hacer historia». Defensor a ultranza de la Fiesta, su meta es «labrar un futuro taurino en China». «Perseguimos que allí también llegue el toreo -añade-, traspasaremos fronteras impensables. Vamos a ser los embajadores de la Fiesta. Quién sabe, quizá dentro de un tiempo pueda celebrarse la Feria de Shanghai». José Ignacio Ramos, que ha toreado en cinco ocasiones en California, no oculta su intriga ante la reacción de los tendidos. «¿Qué pensarán cuando hagamos el paseíllo? ¿A qué sonara el ole?», se pregunta. «Es complicado saber cómo actuarán, es una cultura muy distinta a la nuestra. Pero, al fin y al cabo, el toreo es arte», dice. «Y una obra de arte la entiende todo el mundo», apostilla el ecuatoriano Albán.

Iván García, el más joven de la terna, asegura que es «una experiencia preciosa, aunque muy nueva». Ambicioso, tiene la mente puesta en la puerta grande y en su repercusión: «Si salgo a hombros, esto me puede servir de cara a la temporada en España, a pesar de la distancia». El dinero también es importante: «En China se mueve pasta, o sea que, si la cosa cuaja, pueden pagar bien».

Los toros, de la divisa mexicana de Mariano González y con un promedio de 470 kilos, ya se encuentran en las dependencias del Estadio de Deportes de Shanghai, en unos «chiqueros» adaptados para la ocasión. Aterrizaron la pasada semana, después de 48 horas de vuelo. «Menudo ajetreo para los animales», comenta Francisco Bandín, uno de los responsables de la organización del espectáculo. «Tuvimos que darles agua en la escala en Fráncfort -explica- para que se refrescaran un poco. Ningún toro ha hecho nunca un viaje tan largo». Tampoco la Fiesta llegó nunca tan lejos.


Las primeras corridas de China, en octubre. El Mundo, 27 de agosto´2004. La primera corrida contará con la participación de tres toreros españoles, cuyos nombres se desconocen aún, según la Asociación de Deportes de Shanghai, que deberá importar los toros de otro país.

España todavía se encuentra en la lista oficial de países afectados por la enfermedad de las vacas locas, por lo que está prohibida la importación de carne o ganado vacuno, explicaron las autoridades al rotativo Shanghai Daily.

Los seis toros para el primer espectáculo provendrán de México u otro país latinoamericano, según Zhu Weifeng, organizador del festival, quien garantizó el «genuino sabor español» del espectáculo.«Lo más importante es el matador, no el toro», declaró Zhu al quitar hierro a la controversia sobre los toros no españoles, que tendrán que viajar a Shanghai en avión, desde su lugar de origen.

El Estadio de Shanghai, con un aforo de 80.000 personas, acogerá la primera corrida el 6 de octubre, coincidiendo con una semana de vacaciones oficiales en China por el aniversario del nacimiento de la República Popular China.

Shanghai se adelantará así a la capital, Beijing, que el año pasado construyó una plaza de toros en el distrito de Daxing, con capacidad para 3.000 personas, pero no logró celebrar en ella ni una corrida.


China: las “vacas locas” impiden que la plaza de Yufa se inaugure con toros. EFE. 24 de marzo´2004. Más de mil peticiones ha recibido el gobierno chino en los últimos años para importar el espectáculo taurino, pero la enfermedad de las vacas locas ha impuesto su ley y el primer coso taurino de China se tendrá qiue estrenar con un espectáculo de rodeo americano.

“No se puede importar toros de Europa debido a la enfermedad de las vacas locas, por lo que vamos a inaugurar con el estilo americano: celebraremos rodeos montando toros salvajes”, declaró a Efe Shi Lei, treniente de alcalde de la localidad de Yufa, donde se está acabando de construir el mayor ruedo de toda Asia.

La construcción de la plaza, con una capacidad para 3000 espectadures y situada en el distrito pequinés de Daxing, finalizará este mayo y está incluida dentro del proyecto de un área natural con características de parque temático.

La originalidad de las corridas chinas no acaba en adaptar el rodeo americano al coso, sino que además montarán pian niu o toros de Qinghai (provincia occidental de Tibet), un híbrido entre el toro y el yak, notable por las largas lanas que cubren sus patas.

La pasión por los toros en China se plasma en el nada despreciable 7% de audiencia que registra el canal de deportes de la Televisión de Tianjin cuando emite las corridas, los sanfermines y la Feria de Abril. “Iniciamos la emisión de toros en el año 2000 porque es muy espectacular y ha sido muy bien acogida por el público”, declaró a EFE el director de emisiones de la cadena, Cai Xiaosong“.


Un empresario sevillano organizará en China las seis primeras corridas de toros celebradas en el país. El País, 23 de febrero´2004. El próximo mes de octubre China será escenario de las primeras seis corridas de toros que se celebren en este país y, en esas mismas fechas, tendrán lugar otros tantos espectáculos flamencos que vendrán de la mano de un empresario sevillano que dirige un “taller itinerante” de este baile español. Jose Carlos Morales, que organiza espectáculos flamencos en Asia, América y Europa, recibió hace tres meses una llamada de la empresa china ECP para proponerle que su compañía, Taller Flamenco, organizase estos eventos el otoño de 2004.

Con intención de conocer “de primera mano” el nivel de afición que existe en este país, Morales se ha unido a una expedición organizada por Turismo Andaluz para presentar en Pekín y Shangai la oferta turística de la región, y el resultado de su pesquisa es que “el mundo taurino tiene muchas posibilidades en China”. De hecho, en Pekín se está desarrollando un proyecto para construir una plaza de toros estable y en Shangai ya se está construyendo un coso móvil, dos actuaciones que están en consonancia con la retransmisión de las fiestas de San Fermín y de la Feria de Abril desde hace años.

Hasta la fecha no había sido posible la celebración de eventos taurinos por los problemas para conseguir los permisos necesarios por parte del Ministerio de Agricultura chino, pero ECP ya tiene resuelto el papeleo, explicó el empresario. En cuanto a las reses, éstas vendrán de México, y para atender una posible cogida, también se desplazará hasta China un cirujano taurino y un equipo médico que trate adecuadamente en las cornadas, ya que el empresario no cree “que haya personal debidamente formado en la asistencia por heridas de asta” en el país asiático.

Sin embargo, Morales no se considera lo suficientemente entendido en el mundo de los toros como para hacerse cargo de este proyecto pionero en el país asiático y está buscando un empresario más relacionado con la tauromaquia para dejar en sus manos la iniciativa, ya que su especialidad es el flamenco.


Invitan a Eloy a torear en China. Esto. Jueves, 20 de febrero´2003. EL doctor Jesús Anser Rodríguez, director del Hospital Universitario en Monterrey, Nuevo León, ha recibido una invitación del Gobierno de China para un programa de intercambio cultural con México, señalando especialmente la fiesta brava.

No se conoce la fecha para la realización de las corridas como tampoco se sabe cuántas podrían ser y quiénes las montarían.

En principio se ha dicho que sería en Beijing, la capital de China, y pretenden construir una plaza parecida a la de Toledo, España. Tampoco se sabe la procedencia de los toreros y del ganado a lidiarse.

Lo que se sabe es que se ha invitado al regiomontano Eloy Cavazos para que tome parte en esos festejos y ya hace sus trámites para obtener el pasaporte. Eloy está puesto y muy ilusionado si es que se llegan a realizar las corridas.


Empresarios chinos quieren celebrar corridas de toros. El Mundo. Viernes, 14 de febrero´2003. Un grupo de empresarios chinos planea celebrar por primera vez en China corridas de toros en un complejo turístico cercano a Pekín, informaron los patrocinadores del proyecto.

El plan contempla la construcción de una réplica de un pueblo español -tomando como referencia la arquitectura y sabor medieval de la ciudad de Toledo-, dentro del cual se construiría una plaza de toros de tamaño real para celebrar de forma periódica fiestas taurinas.

“Las emisiones de corridas en nuestra televisión gozan de una excelente aceptación, estamos seguros de que este espectáculo atraería a miles de curiosos”, dijo uno de los empresarios.

Ésta no es la primera vez que se proyecta celebrar corridas en Asia, destacó un experto taurino local, quien advirtió de que tanto los toros como los caballos resisten con dificultad largos viajes en avión.

Además, la mayoría de turistas asiáticos que en España van a ver una corrida, tiene “más que suficiente” con el primero de los seis astados que suelen salir al ruedo por corrida, según dijo, por lo que el espectáculo taurino en China debería adaptarse con “algunas modificaciones”.

El arte del toreo es una de las principales referencias que tienen los chinos, junto a la Liga de fútbol, sobre el mundo hispánico y su cultura, aunque recientemente han incluido en la lista de figuras representativas de la cultura española a los pintores Salvador Dalí, Joan Miró y Pablo Picasso, y lo tenores Plácido Domingo y José Carreras.

toros_en_china.txt · Última modificación: 2021/04/27 14:50 por Editor