En la muerte del poeta Francisco Brines, «ejemplo de taurino cabal»

Era la palabra encendida, vital, intensa. Sabía que la vida era temporal, finita. Tenía 89 años y un delicado estado de salud.

NT, 20/05/2021. Francisco Brines ha fallecido a los 89 años en el Hospital Francesc de Borja de Gandia donde ingresó el pasado jueves para ser, esa misma noche, intervenido con carácter de urgencia por una hernia. La operación tuvo lugar solo un día después de recibir el premio Cervantes, el mayor galardón de las letras en español. Su delicado estado de salud ya le impidió salir de su domicilio para recibir la medalla el pasado día 23 de abril, por lo que los monarcas acudieron a la finca familiar Elca (Oliva), lugar que inspiró muchos de sus poemas, para entregársela.

«Francisco Brines era la palabra encendida, vital, intensa. Tuvo un universo lleno de desbordamientos fértiles porque sabía que la vida era temporal, finita. Su “Ensayo de una despedida” fue una forma fiel de despedirse, una manera auténtica enfrentarse al mundo» . La celebración del instante.