Sevilla: Excelente exhibición de enganches en la Real Maestranza

El concurso, único en el mundo, ha batido el récord de los últimos años con la participación de 94 coches de caballo.

PT, 14/04/2014. La 38ª edición de la Exhibición de Enganches de la Feria de Sevilla, celebrada esta mañana en la Real Maestranza de Caballería, ha vivido un año más un gran éxito de público, con la presencia más de 11.000 personas en el interior del coso maestrante y unas 14.000 en las calles aledañas, y de participación, con 94 carruajes de primer nivel que confirman que este espectáculo único en el mundo cuenta cada vez con una mayor calidad y reconocimiento, tanto de los coches como de las guarniciones, cada vez mejor presentadas, y de los cocheros.

Los carruajes procedentes de Bélgica, Portugal y España (Cantabria, Gerona, Madrid, Cádiz, Huelva, Córdoba, Granada, Málaga, Almería y Sevilla) han participado en este concurso exhibición, antesala del paseo de caballo de la Feria de Sevilla y máximo exponente de la tradición, abanderado por los carruajes, el caballo y la mantilla. Además de un atractivo turístico de primera magnitud a nivel nacional e internacional.

Al inicio del evento, el Escuadrón de Caballería de la Policía Nacional ha entrado en la plaza portando la bandera de España y Andalucía, junto a los jinetes de la Real Escuela Andaluza del Arte Ecuestre, que han portado la bandera de dicha entidad, la del Real Club de Enganches de Andalucía y la de la Universidad CEU Fernando III, que ha sido designada como la institución invitada de este año, con motivo de la conmemoración del 775 aniversario de la vuelta al culto cristiano en Sevilla, un hito que CEU celebrará poniendo en marcha la que será su cuarta Universidad en España con el nombre del Rey Santo, contribuyendo así a la retención del talento en nuestra tierra y dando acceso a nuestros jóvenes a una formación integral -académica y en valores- basada en la excelencia. Esta universidad recibirá a sus primeros alumnos en el mes de septiembre y forma ya parte de la oferta universitaria de Andalucía con el compromiso de generar y transmitir conocimientos, formando a las nuevas generaciones e inculcándoles una serie de valores que les harán, entre otras cosas, apreciar las tradiciones como esta del enganche.

Uno de los momentos más emotivos de esta Exhibición, y que ha despertado mayores aplausos, ha sido la presencia de la Madrina de Honor, Sandra Ibarra, que, por primera vez en este evento ha dado la vuelta al ruedo acompañada por otro coche de caballos en el que iban seis mujeres pacientes y supervivientes de cáncer, a las que llaman ‘Las Fantásticas’ que han vivido y disfrutado este momento con la máxima ilusión. La Madrina de Honor reconoció que no tiene palabras para describir lo que ha sentido en ese momento, “he llorado de la emoción de poder vivir esta experiencia tan especial, por mí y por las personas que me han acompañado en ese momento, con muchas historias de superación detrás”. Se refiere al grupo de pacientes y supervivientes de cáncer conocidas como Las Fantásticas, algunas de las cuales, Ángeles, Pilar, Susana, Fátima, Esperanza y Loli, han realizado el recorrido, vestidas de flamenca, junto al coche de la madrina y afirman que la experiencia ha sido maravillosa, algo que no se les va a olvidar nunca y dicen sentirse unas privilegiadas por haber podido vivir este momento mágico. Fátima, que se mueve en silla de ruedas debido a un cáncer de mama con metástasis ósea, señala que “ha sido increíble, se me ha olvidado todo por un momento que es un sol para nosotras, como el que brilla hoy en el cielo de Sevilla”.

La modelo y presidenta de la Fundación que lleva su nombre, una organización sin ánimo de lucro que lleva más de 16 años sumando esfuerzos frente al cáncer, ha querido agradecer al Real Club de Enganches de Andalucía este amadrinamiento, que va a servir para concienciar y sensibilizar en torno al cáncer en este día tan especial para Sevilla.

Sandra lucía un vestido en tono coral, el color de su asociación, entre seda y gasa, con una falda de volantes al bies muy bonita una blusa, todo en un corte clásico para que luzca la mantilla, que es la protagonista. Llevaba un abanico imperio del siglo XIX con motivos chinos, al igual que el mantón isabelino, en tonos suaves. Todo aderezado con un collar de marfil, con pendientes y broches a juego y una mantilla de Bruselas con una peina espectacular de los años 50 en un tono claro.

Un año más, se ha podido ver en el albero la participación de ponis, caballos y mulas en todas las modalidades (limoneras, troncos, tándem, tresillos, potencias, cuartas, medias potencias, coach y cinco a la larga), procedentes de Bélgica, Portugal y España (Cantabria, Gerona, Madrid, Cádiz, Huelva, Córdoba, Granada, Málaga, Almería y Sevilla).

De los cocheros participantes, 41 eran profesionales y 53 amateur, diez de ellos menores, de entre 6 y 16 años, y 13 señoras, de las cuáles 13 eran menores. Hemos podido apreciar también en el ruedo a un total de 61 mujeres de mantilla y 51 vestidas de flamenca. En cuanto a los enganches, 43 han sido a la calesera y 51 a la inglesa o continental, uno de catalana y otro de posta.

En la plaza hemos podido disfrutar de 263 caballos, de los cuáles 205 eran PRE, lo que supone un 78%, y el resto, 58 eran hispanoárabes, lusitanos, trotón francés, CDE, frisones, KVPN y traquener. También han participado 11 mulos y 8 ponys.

La elegancia y la majestuosidad de la combinación de elementos tradicionales han hecho acto de presencia durante todo el evento, destacando las galas que lucían las mujeres vestidas de flamenca y sobre todo, de mantilla blanca, de estas últimas hemos podido ver en el ruedo unas 61, una cifra que convierte a Sevilla en la ciudad europea que cuenta con un mayor número y las mejores mantillas, porque se usan y se ponen en valor.

Esta tradición de la mantilla blanca que estaba perdiendo importancia, se ha recuperado gracias a este espectáculo organizado por el Real Club de Enganches de Andalucía en colaboración con el Ayuntamiento de Sevilla y la Real Maestranza de Caballería de Sevilla.

Otra de las anécdotas de la mañana ha sido cuando el speaker de la Exhibición y vicepresidente del RCEA, Ramón Moreno de los Ríos y Díaz, de 83 años de edad, ha bajado del estrado donde locutaba el evento para enganchar un coche de caballos y llevar a su nieta como regalo por su 18 cumpleaños, algo que ha hecho con todas sus nietas. Un momento también muy aplaudido en la plaza.

El club no cesa en su tarea por mantener la tradición del Enganche y realiza campañas de difusión entre niños, culminando el pasado viernes la campaña por los colegios de Sevilla con 400 escolares del CEU, y adultos, así como otras actividades entre los distintos sectores sevillanos de interés y han mostrado su satisfacción con los resultados y la recompensa a tanto esfuerzo. La RCEA agradece la participación de los sevillanos y turistas que han decidido asistir y llenar la plaza de toros, colaborando y disfrutando de este bonito espectáculo, único en el mundo. De igual forma, han querido felicitar a los propietarios de los coches participantes, por los puestos de trabajo que generan y por sacar a la luz para el disfrute de todos, este patrimonio oculto, enseña de nuestra cultura.