Sevilla busca nuevos valores para la tauromaquia

Interesantes novilladas nocturnas los jueves del mes de julio.

ABC, 28/06/2022. Por Jesús Bayort. Tres novilladas clasificatorias y una final para los triunfadores. La Plaza de Toros de la Real Maestranza de Sevilla volverá a celebrar este mes de julio su tradicional ciclo de novilladas sin picadores, que, tal y como adelantó ABC de Sevilla, se desarrollará entre los jueves 7 y 28 de julio con ganado exclusivamente de la provincia sevillana: Lora Sangrán (Gerena), Herederos de Dolores Rufino (La Puebla del Río), Las Monjas (Lora del Río) y Fernando Sampedro (El Castillo de las Guardas).

Los dieciocho novilleros que participarán en este retorno del ciclo de promoción han estado presentes este lunes en el Salón de Carteles de la Real Maestranza de Sevilla, donde la empresa Pagés, capitaneada por Ramón Valencia, ha dado a conocer la estructura de sus cuatro festejos, así como las fechas y los precios de las entradas, que oscilarán entre los 10 y los 30 euros.

Las novilladas comenzarán a las 21 horas. Según ha explicado Ramón Valencia, se han presentado un total de 40 novilleros de distintas provincias, de los que han sido seleccionados estos 18 participantes. El jurado que elegirá a los finalistas y al ganador del ciclo está formado por los asesores artísticos de la Plaza de Toros de Sevilla: Alfonso Ordóñez, Luis Arenas y Antonio Ramón Jiménez.

Además, este acto ha servido como puesta de largo de Ramón Valencia (hijo) como nuevo consejero de Pagés, quien reemplaza en el organigrama de la empresa a Pedro Rodríguez Tamayo. «Os lo presento, para ahorraros preguntas: es mi hijo, Ramón Eduardo Canorea Valencia, nació en Sevilla, estudió en Madrid en la Carlos III y estuvo tres años trabajando allí en un banco. Después regresó para trabajar en la inmobiliaria (familiar) y desde hace unos meses es secretario y consejero de la empresa Pagés», ha señalado Ramón Valencia (padre), quien ha agradecido la amistad y el trabajo realizado durante los últimos años por Pedro Rodríguez Tamayo .

Ramón Eduardo Valencia Canorea se convierte así en la cuarta generación familiar que se dedica al negocio taurino. Es sobrino de Eduardo Canorea, nieto de Diodoro Canorea y biznieto de Eduardo Pagés, primer miembro de la saga en tomar las riendas de la Plaza de Toros de la Real Maestranza Maestranza, hace ahora 90 años. En sus primeras declaraciones ante los medios, y con los lógicos nervios de toricantano, ha reconocido sentirse «orgulloso» de tener «el privilegio de sentarme aquí».

Cercano y cordial con todos los presentes, el hijo del actual empresario de Pagés ha asegurado que intentará realizar el desempeño «con ganas y amor, como siempre se ha hecho en esta familia». Apenas superada la franja de los treinta años, ha reconocido que lleva tiempo intentando dar a conocer la tauromaquia entre sus grupos de amigos y coetáneos para que la vivan con normalidad.